El papel de los factores no cognitivos en la formación online

El papel de los factores no cognitivos en la formación online

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

MENTALIDAD Y APRENDIZAJE

¿Qué es, pues, lo que permite avanzar a unos ante problemas y retos, mientras que otros se quedan rezagados?

Según las investigaciones las creencias que capturan la esencia de los factores no cognitivos que afectan positivamente al aprendizaje de forma más determinante son:

1. Yo pertenezco a esta comunidad de aprendizaje.

2. Mis habilidades y conocimientos mejoran gracias a mi esfuerzo.

3. Este trabajo tiene valor para mí.

4. Puedo tener éxito en esto.

5. El aprendizaje significativo conlleva esfuerzo, confusión (dudas), contempla cometer errores. Todo esto es positivo.

6. Adquiero nuevas estrategias de aprendizaje cuando sea necesario.

7. Las calificaciones no son lo más importante sino lo que voy aprendiendo.

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Abordar el desarrollo de factores no cognitivos como la conciencia de qué implica ser estudiante cobra aún más importancia en la formación online.

Existe cada vez mayor consenso en la investigación educativa en que los factores no cognitivos (comportamientos, actitudes, habilidades, creencias, estrategias), es decir, todo aquello que no son conocimientos o habilidades académicas básicas, pueden influir profundamente en la motivación, y por ende, en el rendimiento de los estudiantes.

Es más, parece que estos factores no cognitivos ya sean psicológicos o sociales están detrás de gran parte del fracaso escolar. 

EL ROL DE LAS CREENCIAS

Este artículo quiere resaltar el rol que ejercen en los procesos de aprendizaje y, por tanto, de mejora continua, nuestras creencias acerca de nuestra inteligencia y nuestras capacidades, dada su influencia en los otros factores no cognitivos mencionados anteriormente.

Durante los últimos 30 años, decenas de estudios de investigación longitudinal vienen demostrando cómo una mentalidad de crecimiento permite rendir a niveles más altos, invalidando así un punto de vista que asume que el alto rendimiento y los logros se deben principalmente al talento, a la inteligencia o a la habilidad innata.

MENTALIDAD Y APRENDIZAJE

¿Qué es, pues, lo que permite avanzar a unos ante problemas y retos, mientras que otros se quedan rezagados?

Según las investigaciones las creencias que capturan la esencia de los factores no cognitivos que afectan positivamente al aprendizaje de forma más determinante son:

1. Yo pertenezco a esta comunidad de aprendizaje.

2. Mis habilidades y conocimientos mejoran gracias a mi esfuerzo.

3. Este trabajo tiene valor para mí.

4. Puedo tener éxito en esto.

5. El aprendizaje significativo conlleva esfuerzo, confusión (dudas), contempla cometer errores. Todo esto es positivo.

6. Adquiero nuevas estrategias de aprendizaje cuando sea necesario.

7. Las calificaciones no son lo más importante sino lo que voy aprendiendo.

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

La mujer y la educación

La mujer y la educación

Hace tres domingos fui al cine con mis dos sobrinas , de 12 y 7 años , para ver la nueva versión de la película “Mujercitas”.

Mi sobrina mayor estaba muy interesada puesto que está comenzando su adolescencia y reconocerse en los arquetipos diferentes le llama la atención.

Aún recuerdo la primera vez que leí el libro de Louisa May Alcott, de adolescente también y me reconocía en el espíritu decidido de Jo. En el arquetipo de las diosas vírgenes que decían los griegos, por resaltar esa energía emprendedora, resuelta, ambiciosa, determinada que quiere conocerse a sí misma y ser la creadora de su propia realidad y, por tanto rebelándose ante el patrón de depender de un marido o de una pareja para poder reconocerse , ser reconocida y poder tener una vida abundante y rica aún a costa de no escucharse a sí misma.

Volví a recordar a aquellas mujeres de la antigua Grecia: poetisas, escritoras, músicas, matemáticas.

Esas mujeres que apoyaban el desarrollo del ser humano más allá de su género .

Recordé también a todas las científicas, músicas y , sobre todo, escritoras del siglo 19 como Louisa May Alcott . Todas ellas me sirvieron de inspiración para sentirme libre como persona, saber quién soy y lo que quiero aportar en este mundo como persona y me ayudaron a creer en mis sueños.

En la obra “Mujercitas”, la autora refleja muy claramente las diferentes características , arquetipos y patrones de la mujer a lo largo de los tiempos.

En cada momento de nuestra evolución podemos estar más identificadas con unos u otros.

Observaba a mis sobrinas y veía como cada una se veía reflejada en la dulce, amorosa, artística, compasiva, tierna y apasionada de la música ; la pequeña Beth.

En la sensual, apasionada y artística, ambiciosa y coqueta Amy.

En la responsable, familiar, amante de la belleza, entregada y hogareña Megan y en la rebelde, soñadora, decidida, alma libre, aventurera, atrevida, alegre, imaginativa y Josephine.

Todas ellas representan las características de la energía femenina que está en todos nosotros de una u otra forma y , que, como en la vida se va balanceando y moviendo de un extremo a otro hasta encontrar el equilibrio .

Tanto en el libro como en la película se refleja el carácter intrínseco de cuidar, acompañar y crear de la mujer.

Ya sea siendo madre, escritora, artista o maestra.

El ser maestra reune todas estas características:

La Búsqueda constante para la evolución y conocimiento personal, el ponerse al servicio de otros seres humanos para acompañar, guiar, cuidar, enseñar, apoyar y respetar sus tiempos en sus procesos de crecimiento y evolución.

Dar un sentido, una seguridad y unas raíces a todos los alumnos, niños, niñas y personas que las vida les ponga en su camino.

De esta misma forma se comporta la Naturaleza , que por alguna razón lleva el artículo femenino. Ella es nuestra madre y de esa forma se comporta con nosotros. Una gran maestra que nos muestra nuestros procesos y tiempos, nos da raíces, nos cuida y nos acompaña a la vez que nos pone dificultades para resolver y conocernos ; para aprender y relacionarnos con nosotros y con los demás.

En nuestra primera infancia o en el primer septenio, según la pedagogía Waldorf, los niños aún están unidos a su madre: tienen cercano aún su nacimiento y por ello necesitan esa seguridad, cuidado, afecto y un lugar que les recuerde a su hogar , que les enraíce con quienes son, con su familia, su origen , sus tradiciones , que les nutra con arte, alimento, canciones, cariño, historia y el ejemplo de la maestra serena, amorosa y respetuosa que les muestra actividades que trabajan su voluntad , el sentido , la raíz y la familia .

En educación Infantil las maestras son jardineras porque, como la madre Naturaleza, cuidan con amor, sentido , cuidado y respeto a esa semillas para que se conviertan en los árboles y plantas que estén en su interior.

Prácticas Educativas Innovadoras

Prácticas Educativas Innovadoras

Al cerebro le encanta que le sorprendan por lo que es muy probable que la mera introducción de prácticas educativas innovadoras tenga efectos positivos no solo en los procesos atencional y motivacional, sino que al usar la mente de formas no habituales, que puedan además requerir mayor esfuerzo, consigamos estimular la formación de nuevas conexiones neuronales.

Pero cuando hablamos de optimizar la adquisición, retención y evocación de conocimientos y capacidades en personas de distintas edades y con necesidades diversas, es decir, de poder generar un mayor y más duradero impacto a través de la transformación educativa, es más que recomendable sustentar el diseño metodológico en los nuevos descubrimientos de las investigaciones de las ciencias del cerebro sobre cómo aprendemos

Curiosamente, desde hace ya algunos años, un creciente número de estudios viene revelando que algunas de las creencias que sostienen ciertas metodologías o sistemas de aprendizaje se basan en mitos o interpretaciones erróneas sobre el funcionamiento cerebral y sus procesos cognitivos.

Y es que el tan ansiado puente entre las investigaciones científicas y las prácticas educativas innovadoras no es tan fácil de construir. Conocer los resultados de los estudios no implica su aplicación directa en estrategias de aprendizaje dentro del aula.

NEUROMITOS

La primera gran incógnita de muchos investigadores y pedagogos es, pues cómo trasladar los resultados de los estudios fuera del laboratorio. Señalan la brecha que separa los procesos neurales microscópicos de los comportamientos macroscópicos, propios de los espacios formativos, como un importante reto a la hora de implementar el tan ansiado binomio neurocientífico-educativo. Así lo confirman también diversos análisis empíricos al no encontrar el impacto esperado en los ámbitos dónde se han aplicado técnicas “basadas” en la investigación neurocientífica.

Son muchas las razones que sustentan los neuromitos. El ser humano tiende a buscar la simplicidad, lo que puede derivar en interpretaciones o conocimientos poco rigurosos. Solemos también sobregeneralizar las conclusiones que se extraen de las investigaciones, amén de que muchas de ellas se han realizado solo con animales o se encuentran aún en fase preliminar. En muchos casos existe una falta de entendimiento en la diferencia entre conceptos claves como la correlación y la causalidad. Por no hablar del casi omnipresente sesgo de confirmación, que respalda nuestras opiniones previas impidiendo una toma de decisiones más objetiva. Y aunque me dejo muchas otras razones en el tintero, quiero terminar incluyendo al efecto arrastre o bandwagon effect , la tendencia de las personas a alinear sus creencias y comportamientos con los de un grupo. Este es uno de los muchos fenómenos psicológicos que los profesionales del marketing utilizan para influir en las actuaciones de los consumidores.

EL PAPEL DE LA PSICOLOGÍA COGNITIVA

Neuromitos

(Fuente de la imagen: Pixabay)

Es así que con el fin de reflejar el avance obtenido, gracias a las nuevas técnicas de neuroimagen, en mecanismos y dinámicas propulsoras y facilitadoras de la plasticidad neuronal, sustento de toda forma de aprendizaje, son muchas las voces que han elegido a la psicología cognitiva como agente mediador en este diálogo interdisciplinar. El objetivo es que acortemos distancias, empezando por la definición de un lenguaje común, que facilite el desarrollo de prácticas educativas innovadoras mejor fundamentadas científicamente.

Y en ese camino estamos, intentando diseñar métodos que impulsen y potencien los procesos mentales que desarrollan “contenidos implícitos“, por lo general duraderos, y que puedan surgir de manera transversal cuando nuevas demandas de aprendizaje lo requieran. Los antiguos modelos, aún presentes, basados en la enseñanza de “contenidos explícitos” tienen aún menor espacio en la era de la información.

El enfoque para ello debe ser transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

HÁBITOS DE VIDA Y RENDIMIENTO COGNITIVO

De otro lado y considerando que el ser humano es un sistema complejo, no olvidemos que también es necesario fomentar la incorporación de hábitos de vida claves en el rendimiento cognitivo. Entre ellos, el sueño, determinante biológico en la formación de la  memoria y la integración de la nueva información en el entramado cerebral; y el ejercicio físico, cuya práctica está ofreciendo magníficos beneficios sobre la memoria de trabajo y en distintas tareas ejecutivas, además de los ya conocidos efectos sobre el estrés y la ansiedad.

Si tienes interés o dudas y quieres que abordemos de forma práctica el análisis de algunas de las creencias que sustentan ciertas metodologías o que desarrollemos en detalle cómo el ejercicio físico o el sueño contribuyen al aprendizaje, te animo a comentar.

Prácticas Educativas Innovadoras

Trabajamos nuestro Entorno Personal de Aprendizaje

¿Te has parado a reflexionar sobre los recursos de tu entorno personal con los que aprendes y desarrollas tu actividad docente? ¿Aplicas las herramientas de tu Entorno Personal de Aprendizaje para trabajar con el alumnado?

Esta semana te hemos animado a que uses aplicaciones en el aula de música, a que valores metodologías activas como el Aprendizaje Basado en Proyectos y a flexibilizar los espacios dándole la vuelta al aula. Además, hoy te invitamos a que prepares tu PLE.

¿A qué llamamos Entorno Personal de Aprendizaje?

La incorporación de las TIC en la educación ha influido en todos los procesos de enseñanza-aprendizaje y también en nuestro Entorno Personal de Aprendizaje (EPA) o personal learning enviroment (PLE).

Antes de Internet, el PLE lo constituían los libros, las enciclopedias, los medios de comunicación y las relaciones sociales con compañeros, docentes, expertos… La transformación digital y la llegada de Internet ha supuesto un cambio cuantitativo y cualitativo; una auténtica revolución de las herramientas, las fuentes de información, los canales y la forma relacional que utilizamos tanto para el ocio como para el aprendizaje, y por lo tanto de una gran utilidad para el aula.  

¿Qué características tiene el Entorno Personal de Aprendizaje?

El Entorno Personal de Aprendizaje se caracteriza por integrar tres aspectos. Por un lado las Fuentes de información que pueden ser muchas y muy variadas, como por ejemplo los buscadores, YouTube, Flickr, Vimeo, blogs… Otro aspecto son las Herramientas que nos permiten modificar la información, por ejemplo Blogger, WordPress, LibreOffice, Audacity, PDF… y el último aspecto a tener en cuenta son las Redes de aprendizaje: redes sociales como Twitter, LinkedIn, Facebook.. y foros, comunidades virtuales…

El PLE permite utilizarse en espacios de participación activa del alumnado en su proceso de aprendizaje: en la creación de materiales propios para ser compartidos con los compañeros, en el desarrollo de proyectos a través de la experiencia y vivencia del alumnado, y en general para la consecución de objetivos TIC en el desarrollo curricular. Todos estos objetivos se enmarcan dentro del desarrollo del entorno personal de aprendizaje docente que va de la mano del PLE que cada alumno desarrolla de forma individual.

El alumnado, en su entorno extraescolar, ya utiliza su PLE y se hace necesario aplicarlo también en la escuela y aprovechar todas las ventajas y oportunidades que puede ofrecer en la construcción del conocimiento. Así, crearemos una escuela innovadora donde no solo cambien las fuentes de información, sino también las herramientas para modificar la información, para crearla y sacar partido a las posibilidades que las redes sociales tienen para generar aprendizaje compartido y también personal.

¿Tareas básicas del Entorno Personal de Aprendizaje?

Compartimos las tareas básicas de Entorno Personal de Aprendizaje para Fernando Posada:

Buscar y filtrar la información de interés

Organizar los contenidos

Comunicarse con los demás

Crear nuevos contenidos

Publicarlos para compartirlos con la comunidad

Colaborar con otros en tareas de producción colectiva

También os dejamos posibles herramientas que pueden servirte para configurar tu PLE según esta clasificación de tareas:

Herramientas para buscar:

  • Google Chrome: navegador web.
  • Adobe Reader: lector de documentos PDF
  • Calibre: lector de eBooks
  • Google: buscador.

Herramientas para organizar:

  • Google Reader: agregador de noticias RSS
  • Google Calendar: organizador de eventos, tareas…
  • Delicious: marcadores sociales
  • Scoop.it: recopilación de contenidos
  • Picasa Albumes: álbumes de fotos.

Herramientas para comunicar: 

  • Skype: videoconferencia
  • GMail: correo electrónico
  • GTalk: mensajería instantánea y videoconferencia.

Herramientas para crear:

  • LibreOffice: creación de documentos de texto, presentaciones, hojas de cálculo y dibujos.
  • PDF Creator: generación de documentos PDF
  • FSCapture: captura y edición de pantallas
  • FreeMind: elaboración de esquemas sencillos
  • GIMP: tratamiento de imágenes
  • Audacity: grabación y tratamiento de audios
  • Movie Maker: tratamiento de vídeos
  • Google Drive: creación de documentos de texto, presentaciones, hojas de cálculo y dibujos.
  • Google Maps: mapas y geolocalización de recursos
  • Picasa Albumes: organización de fotos en álbumes
  • Glogster: elaboración de carteles y posters
  • MindMeister: creación de mapas conceptuales
  • Dipity: diseño de líneas de tiempo
  • Pixton: diseño de comics.

Herramientas para publicar:

  • Blog: publicación de entradas y trabajos propios en el blog del alumno (Blogger vs. WordPress)
  • DropBox: repositorio personal de archivos de todo tipo para compartir
  • Ivoox: creación de podcasts
  • Youtube: publicación de vídeos, canales y listas de reproducción.

Herramientas para colaborar:

  • Google Drive: elaboración colaborativa de documentos.
  • Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest…

¿Cómo evalúo mi PLE?

Una vez definido el entorno personal de aprendizaje, ¿cómo lo llevo a mi práctica diaria como docente y como alumno? Pues La primera propuesta es conocer cuál es el PLE que cada uno tenemos, para lo que os proponemos hacer un esquema similar al que te presentamos:

Es importante que incluyáis las herramientas que utilizáis para evaluar y no perder este aspecto dentro del aprendizaje.

Si visualizamos y reflexionamos sobre nuestro entorno personal de aprendizaje, podremos ver el punto de partida de las herramientas que utilizamos para leer, para crear, para compartir y para evaluar. Además de permitirnos ir creciendo y avanzando en nuestro PLE, también nos será más fácil visualizarlo en los alumnos y comprobar su competencia digital.

Diversidad de genero. Todo lo que debes saber sobre las personas trans*

Diversidad de genero. Todo lo que debes saber sobre las personas trans*

Según dicen por ahí ser Trans* está de moda y nada más lejos de la realidad, lo que ocurre realmente es que se está empezando a dar visibilidad a esta realidad que está presente en todos los ámbitos de la sociedad y por supuesto, en el que nos influye a nosotros, la escuela. Lo que no se ve no existe por eso el propósito de esta entrada es dar algo de luz a esta diversidad en la que no solemos pensar a la hora de hablar de diversidad en las aulas. 

Para poder entender a las personas trans* vamos a ver una serie de conceptos que nos van a ayudar a saber un poco mejor de qué hablamos. 

                                            

El género es definido como una categoría construida socialmente de acuerdo con la representación que se hace de lo femenino y lo masculino. Hace referencia a los roles, comportamientos y expresiones construidas para las identidades de hombres y mujeres e influye en la forma en que las personas se ven a sí mismas y a las demás y en cómo interactúan. Está reforzado por todo un sistema de valores y expectativas que forman un entramado de normas sociales que las personas deben cumplir para vivir y ser reconocidas como pertenecientes a un grupo y desarrollar así una identidad.

Los estereotipos y los roles asignados históricamente a los géneros, marcan como debemos comportarnos y nos dictan como “debemos ser”. Todo lo que se sale de esos roles normativos es señalado y se suele convertir en motivo de burla. Es hora de romper con esos roles y dejar que cada uno se exprese como se sienta y eliminar de nuestro vocabulario frases como “eso es de niña” o “eso es de niño” y similares que hacen mucho daño y siguen marcando desigualdad entre géneros. Como en todo, la educación es la base y la escuela un agente de cambio, el más potente sin duda, por eso debemos marcarnos como un deber establecer ciertas pautas de coeducación y convertir las escuelas en espacios donde fomentar la igualdad y así evitar a su vez situaciones de bullying que se produce hacia las personas trans* o con comportamientos de género no normativo.

Con la conquista del lenguaje (aproximadamente a los dos años) ya podemos expresar quienes somos y si nuestra identidad coincide con el sexo que nos asignaron al nacer. La asignación del género se hace basándose en unos genitales, si tienes pene eres niño y si tienes vulva niña. Esto no siempre coincide con el género sentido por cada persona de forma subconsciente y que nos autodefine como hombre, mujer o personas no binaria (de las que hablaré en otra entrada). Por lo tanto las personas trans* (transexuales, transgenero) son aquellas cuya identidad de género no coincide con la que le asignaron al nacer. El resto de personas, es decir, las que si se identifican con el género asignado al nacer son personas cis (cisexuales).
Ninguno de los prefijos cis o trans*  tiene una connotación negativa, simplemente son palabras creadas para describir una realidad.

La infancia trans* existe y gracias a que, poco a poco, van apareciendo referentes en los medios a los que suelen tener acceso nuestros peques pueden identificar antes que es lo que les pasa y verbalizarlo. Libros y cuentos como Ahora me llamo Luisa, Piratrans carabarco o Soy Jazz que también tiene serie (Yo soy Jazz). La historia de Jazz es una experiencia real. En este cuento, ella narra de manera muy accesible sus vivencias y también es protagonista de la serie. 

                                     

Transición o tránsito es el proceso que realizar las personas para empezar a vivir acorde a su género sentido. El tránsito puede ser social, medico, legal… cada persona trans* decide que pasos dar hasta encontrase a gusto.

Cuando el tránsito se realiza a edades tempranas o en la adolescencia, el acompañamiento en las escuelas es vital. Cuando la persona está preparada para realizarlo su familia debe hacer una petición formal al centro para que la persona sea tratada acorde al nombre y pronombre con el que se identifique. Estos pueden ser masculino, femenino o neutro. El centro también debe facilitar el acceso a los espacios (baños, vestuarios) correspondientes al género sentido y ajustar la documentación interna al nuevo nombre y género, así como, informar a todo el personal docente y no docente, alumnado, etc  del nuevo trato que esta persona quiere recibir. Hay asociaciones como Euforia FTA que tienen entre sus recursos una guía de acompañamiento respetuoso en el ámbito educativo que da todas las claves para acompañar de forma respetuosa y correcta a las personas trans* y sus familias en este proceso. También es importante que en los centros se conozcan las legislaciones, normativas o instrucciones que hay al respecto ya que son diferentes según la Comunidad Autónoma de residencia, en la pagina de TTrans-Formando podéis encontrar entre muchos otros recursos muy interesantes, orientados hacia la educación, un apartado sobre normativa LGTBI. 

No puedo cerrar esta entrada sin hacer un alegato personal como madre orgullosa y activista transaliada. Ser trans* no es un capricho si no un sentimiento y NADIE ni médicos, ni psicólogos, ni políticos pueden negarle a nadie su DERECHO A SER .

 

Os dejo un listado de páginas y asociaciones donde podéis encontrar todo tipo de recursos diferenciados por edades, dirigidos a docentes, equipos directivos, gabinetes de orientación, etc también podéis contactar con las asociaciones en caso de necesitar mas información o formación para el profesorado, alumnado o familias.

Asociaciones:

Euforia FTA ( http://euforia.org.es/ ) 

Chrysallis Asociación Familias de Menores Transexuales ( https://chrysallis.org.es/ )

Familias TRANSformando COGAM ( https://www.cogam.es/familias-transformando/ )

Transdiversa ( https://www.transdiversa.org/ )

Recursos:

TTrans-Formando ( https://www.ttransformando.com/ )

BIOGRAFÍA:

Recursos de COGAM

¿Por qué hablamos de atención a la diversidad?

¿Por qué hablamos de atención a la diversidad?

Muchas veces a ciertos profesores se les escucha mencionar la expresión «atención a la diversidad». Solemos dar por sentado qué significado tiene y, seguramente, muchas veces no reparemos en su trasfondo. Es más, puede que algunas personas no sepan en ninguna medida por qué se emplea esa expresión. Por tanto, como profesor de filosofía y porque nunca está de más explicar estas cosas, haré una breve presentación de aquellas ideas que dan origen y fundamento a la idea de la «atención a la diversidad». Para ello me apoyaré en un texto de Pilar Arnaiz que se llama Sobre la atención a la diversidad (2003).

LA DIVERSIDAD

Es evidente que la «atención a la diversidad» surge a partir de una coyuntura social concreta, que se caracteriza por tener ciertas características, las cuales están a su vez relacionadas entre sí: el crecimiento de la población mundial, el fenómeno de la globalización, el actual sistema económico y las diferencias biológicas consustanciales a pertenecer a la raza humana.

Los dos primeros ámbitos han provocado, evidentemente, una conexión muy estrecha entre las diferentes culturas, generando nuevo tejido social y, como consecuencia, nuevas relaciones entre las personas. En lo que refiere al reparto de los recursos, se han establecido diferentes clases socio-económicas y, por ende, esto marca la identidad de cada uno de los individuos envueltos en ellas. Por último, hay evidentes diferencias biológicas entre los seres humanos (de sexo, de color, etc.). Con lo cual, es posible ver la variedad que reina en la sociedad.

¿Hay algo que defina mejor esta complejidad de identidades, tanto individuales como colectivas, que el término «diversidad»?

ATENCIÓN A LA DIVERSIDAD

Pilar Arnaiz menciona que la palabra «diversidad» nos ayuda a concentrar una serie de nociones e ideas con respecto a la cultura y la identidad, pero que nos permite saltarnos los sentidos peyorativos u ofensivos con los que nos pudiéramos referir a ellas. En ese sentido, la «atención a la diversidad» no es una idea neutra, sino que es un enfoque que hace hincapié en la «diversidad» como algo a celebrar. Es decir, que la multiplicidad de identidades distintas no es algo que debamos rechazar, sino aceptar y ver de forma positiva, respetando la diferencia y estableciendo que puede aprenderse algo bueno de ella.

Dicha perspectiva, la de atender a la diversidad, pretende generar un aura de aceptación de las condiciones sociales y culturales que generan la variedad de identidades. En lo que respecta a la educación, se pone el acento sobre que los recursos, correctamente empleados, permitan atender esta diversidad, así como ayudar en la carga que tiene que llevar el profesor para facilitar las cosas a sus alumnos.

Los valores morales en los que se sustenta este enfoque de «atención a la diversidad» se refieren a la DUDH (Declaración de los Derechos Humanos). Pilar Arnaiz, concretamente, describe los siguientes: libertad, justicia, igualdad y dignidad humana. Aunque otros muchos los comparten. No es raro, por tanto, que haya profesores que hagan hincapié en el DUA (Diseño Universal para el Aprendizaje), que recoge la necesidad de elaborar el currículo de tal manera que implique a absolutamente todos los alumnos.

En ese sentido, el objetivo de la «atención a la diversidad» es generar las condiciones materiales y personales que aseguren un desarrollo personalizado a todos y cada uno de los estudiantes dentro de todas sus diferencias, tanto culturales o identitarias, como físicas y referentes a la discapacidad. Existe una pretensión de inclusión total, en la que se trata el espacio educativo como aquel lugar donde todos los jóvenes se relacionan entre sí y se desarrollan juntos como ciudadanos de la comunidad en la que residen.

Es por ello que no hay que identificar la «atención a la diversidad» con la «integración», que implicaría una «exclusión» previa, sino con la «inclusión», en la medida en que es entendida como una formación común que se da de inicio bajo los valores mencionados.

CONCLUSIÓN

Si tuviera que quedarme con algo de lo dicho hasta ahora, considero importante identificar la «atención a la diversidad» no como algo dedicado exclusivamente a las personas con ciertas cualidades (las cuales pueden hacer que se vean excluidos), sino con un enfoque con una serie de valores definidos y cuya pretensión es convertir el espacio educativo en el lugar donde todos los alumnos puedan desarrollarse independientemente de sus características personales. La «atención a la diversidad» es una forma de afrontar transversalmente todas las materias y actividades educativas, de tal forma que se ayude en la inclusión de todos y cada uno de los alumnos. Que todos puedan aceptarse y ver esa diferencia como algo positivo.

Sin mucho más que decir, dejo la referencia de Arnaiz abajo para quien quiera profundizar en su texto y os mando un abrazo a todos.

 

REFERENCIAS

-Arnaiz Sánchez, Pilar (2003): Sobre la Atención a la Diversidad, Universidad de Murcia.

Pin It on Pinterest