¿CÓMO QUIERO QUE SEA EL CLIMA EN MI AULA? MI AULA ES UNA CLASE DESPIERTA

Me gusta que en mi clase reine la confianza, Una clase sin etiquetas y sin juzgar. Un espacio donde el respeto y la curiosidad ganen terreno, donde la empatía se instale. 

Durante todo el curso hacemos ejercicios de mindfulness, pero nos gusta recordar que estamos en un  sitio especial y por eso  decoramos nuestra clase. Hacemos de ella un aula mindfulness.

– En la puerta ponemos un cartel con la frase Esta es una clase despierta y, con una flor que nace de una maceta. Metáfora de la necesidad de nutrientes para que crezca sana y fuerte y lo que necesitamos nosotros para crecer como personas.  En  las hojas aparecen esas cualidades que debemos hacer nuestras y los cuatro elementos: agua, aire, tierra y calor.  Aparece todo aquello que queremos recordar: confianza, respeto, esfuerzo, curiosidad,  flexibilidad, cercanía,.. 

El objetivo es hacer de nuestro espacio algo único. Nos ayuda a estar más tranquilos, menos estresados, a pedir ayuda y a ayudar, a observar, a atender, a escuchar, a resolver conflictos pacíficamente, a ser resilientes,… En otras palabras a crecer, a madurar y a ser nosotros mismos.

– Sobre la pizarra la frase Esta es una clase despierta, para crear ambiente de trabajo, de un trabajo especial.

– En una zona visible para todos, una señal de STOP, para recordar cuando aparece la preocupación que debemos pararnos, respirar y, una vez serenados, continuidad.

– Decoramos nuestra clase también con el árbol de las huellas. Ese que nos recuerda que somos un equipo donde apoyarnos, así como recordarnos que los otros también pueden apoyarse en nosotros.

– Al llegar a clase siempre todos entramos con una sonrisa, acompañándola de un saludo consciente

 

 

                                                                                                                               @camachomanarel         

 

¡GRACIAS POR LEERNOS!