EDUCACIÓN BASADA EN LAS PERSONAS (EBP)

Según Claudio Naranjo, reconocido psiquiatra y escritor chileno, necesitamos una educación para el desarrollo humano. Conseguir un mundo mejor es fundamentalmente un asunto de conciencia. No se puede arreglar el mundo políticamente, hay que hacerlo desde dentro, y la única forma de cambiar masivamente la conciencia es a través de la educación. Y la que tenemos, bastante perversa y no pensada para educar a las personas sino para prepararlas para entrar en la corriente de la producción y el dinero, no sirve. Se necesita una educación diferente, una educación para el desarrollo humano.

Creo que lo más importante es basar la educación en las personas y conseguir que los estudiantes realmente disfruten de su propio aprendizaje y que vean a los centros educativos como lugares que potencian su creatividad y se preocupan por sus inquietudes. Un lugar donde se fomente la cooperación, el respeto, el amor a los demás, las competencias emocionales, el desarrollo sostenible, la felicidad… Hemos de conectar emocionalmente con las personas, escucharlos, apoyarlos, hacerles ver que los errores son oportunidades para encontrar soluciones creativas, que aprender es apasionante, y que si se lo proponen, juntos pueden alcanzar cualquier objetivo en su vida. En el sistema educativo actual falta amor, humor y pasión. Y creo que los docentes hemos de ser capaces de crear escenarios donde se potencie el desarrollo personal de cada una de las personas que se cruzan en nuestras vidas. Pienso que la educación es el motor principal del cambio para mejorar las sociedades del futuro, y en nuestras clases tenemos los futuros ciudadanos arquitectos de estas sociedades. Como decía Nelson Mandela: “La educación es el arma más poderosa que puedes usar para cambiar el mundo”

Actualmente los docentes que estamos luchando por crear una nueva educación, estamos saturados formándonos en todas esas nuevas metodologías, estrategias y herramientas pedagógicas que inundan las redes. Pero creo que realmente todas tienen como objetivo común el crear una Educación Basada en las Personas (EBP) que es donde realmente deberíamos centrarnos.

Pienso que los docentes hemos de crear un ambiente en sus aulas que nos permita disfrutar de nuestro trabajo, y hacer que sus alumnos vuelvan a disfrutar aprendiendo. Hemos de conseguir que todas las personas que se encuentran en el aula estemos conectadas, a través del juego, del respeto y de la colaboración. Hacer que los alumnos se empoderen aprendiendo y puedan demostrar lo que son capaces de hacer y devolver la confianza a los docentes para que se sientan los guías en ese proceso de enseñanza-aprendizaje. Para ello hemos de centrarnos en cada una de las personas que tenemos en nuestras clases y hacer que realmente se sientan los protagonistas de su propio aprendizaje. Que vean que la educación es una herramienta que les va a ayudar a hacer realidad sus sueños, y que con ella, todos juntos podemos cambiar el mundo.

¡GRACIAS POR LEERNOS!