Recursos para trabajar en casa

Recursos para trabajar en casa

Llevamos cuatros días de confinamiento y las mamás y papás, junto con los profes, están haciendo malabares para que sus hijos sigan aprendiendo y avancen dentro de lo posible en el curso escolar.

Todos nos estamos volcando ante esta situación. Las redes están llenas de recursos gratuitos para ayudar en el trabajo de los profes, de las madres y padres.

Pues bien, para facilitar un poco las cosas os voy a dejar por un lado enlaces a páginas que nos pueden servir para encontrar actividades, manualidades, etc…

Pero también os voy a aportar mi granito de arena, mis propias actividades para hacer en casa.  ¿Estamos listos?

RECURSOS EN LAS REDES

Cada vez hay más y más webs que ofrecen recursos educativos, además de maestros/as que ofrecen sus materiales de manera gratuita, así como mamás creativas que comparten con mucho cariño actividades y manualidades para hacer en casa.

Aquí os dejo mi selección entre todas ellas:

1.Orientación Andújar: web de recursos educativos accesibles y gratuitos. En esta web podréis encontrar múltiples actividades, organizadas por áreas.

2. Actiludis: en esta web encontraréis múltiples recursos descargables. Especial mención a los materiales de matemáticas, de ABN.

3. Mundo Primaria: web con multitud de actividades y juegos online, organizados por cursos y áreas.

4. Thinksforkids: Instagram del maestro Raúl Bermejo, lleno de ideas creativas para poder realizar con los niños.

5. Entre nubes especiales: Instagram de una maestra de Pt con ideas creativas, recomendaciones de libros y juegos. Algunos materiales se pueden elaborar en casa.

6. School en casa: Instagram de una mamá que educa desde casa, con ideas de cómo va trabajando las distintas asignaturas.

6. Primero de Carlos: recopilación de blogs desde primero a sexto de pirmaria con materiales descargables.

7. La calesa: esta editorial lanza materiales gratuitos durante este aislamiento. Está organizado por cursos. Gracias.

MIS ACTIVIDADES

Mi granito de arena no va encaminado a dejaros fichas, ni materiales, tendréis de sobra y debidamente organizados por parte de los profesores que diariamente están pendiente de sus alumnos.

MI granito de arena son unas recomendaciones:

— Además de mantener una rutina y tener un horario flexible, es el momento de dar responsabilidades dentro de casa, hacerlos partícipes de las tareas de hogar. Pueden ayudar en la cocina, leer recetas y llevarlas a cabo, ayudar a limpiar y mantener su cuarto ordenado. Así siguen instrucciones orales (los más pequeños) y aprenden que la casa es de todos.

– Juguemos, juguemos juntos, a juegos de mesa y a juegos de toda la vida. Juguemos a adivinar películas, a imitarnos unos a otros, a qué tengo en el coco, al teléfono escacharrado… jugar educa, jugar enseña.

– Hagamos deporte y actividad física: podemos bailar, hacer yoga, rutinas de ejercicios sencillos… los niños necesitan moverse y en casa, también pueden hacerlo.

– La casa puede ser un espacio divertido: hagamos búsquedas de tesoros, juguemos al escondite…

– Dejemos volar la creatividad: pintar, dibujar, crear cuentos en familia, hacer un teatro, hacer manualidades con material reciclado, escribamos un cómic…

– Veamos cine en familia: podemos hacer sesiones de cine una o dos veces en semana, con su respectivo debate, sobre si nos ha gustado o no la película.

– Creemos un rincón de lectura y un momento del día para leer.

– Y por último: expresar cómo nos sentimos; dotemos a nuestros niños de herramientas para expresar como se sienten ante esta situación. Podemos hacer además pequeñas sesiones de relajación. Buscar momentos de tranquilidad, usando diferentes materiales como los tarros de la calma, materiales sensoriales, o incluso sesiones guiadas de relajación para niños.

Espero que os sirvan estas ideas para llevar mejor estos días.

Cuentos e Igualdad

Cuentos e Igualdad

Érase una vez… 

La mayoría de los cuentos comienzan igual, “érase una vez…”, “en un tiempo lejano…”, “había una vez…,” y todos recordamos los cuentos que tradicionalmente  nos han contado con tanto amor nuestras madres/padres, nuestras abuelas/abuelos o nuestras maestras/maestros, o que hemos leído cuando nos iniciábamos en la lectura.

Todos recordamos Caperucita Roja, La Bella Durmiente o El Patito Feo y todos recordamos los personajes de los cuentos tradicionales. 

Ahora, ya de mayores, tenemos claro que los cuentos nos marcan, nos enseñan y nos educan. Tienen poder de captar atención, de hacernos volar a otros mundos y sobre todo de inculcarnos valores y enseñanzas.

Los cuentos tradicionales se escribieron en otras épocas, dónde el rol de la mujer y del hombre eran totalmente distintos a los actuales, por lo que se enseñaba en esos cuentos era correcto para la época. ¿Qué se esperaba? pues que la mujer buscara al “príncipe azul”, el amor romántico, que la mujer se comportara de una manera determinada y que el hombre fuera valiente.

Desde una perspectiva de género, si nos paramos a analizarlos, muchos de los cuentos tradicionales hablan de mujeres sumisas o mujeres “malas” (la madrastra, la bruja…) y los hombres son príncipes, salvadores, que nos rescatan. En definitiva se pueden considerar sexistas.

Con todo esto no quiero decir que nuestras niñas y niños dejen de leer esos cuentos tradicionales, pero si lo hacen buscar siempre la enseñanza positiva (que siempre hay). Depende del adulto que esa enseñanza se haga de forma responsable porque los cuentos, como he dicho educan, y esos cuentos tradicionales tienen valores que no hay que dejar de trabajar.

¿Cómo podemos leer o trabajar esos cuentos para que eduquen en igualdad?

    1. Podemos leer el cuento y después escribirlo cambiando el rol de los personajes.

    2. Podemos representarlo cambiando los roles.

    3. Podemos escribir un final alternativo.

    4. Con los más mayores, podemos analizar los personajes y atribuirles nuevas características.

    5. Podemos buscar y analizar las enseñanzas positivas.

    6. Imaginar nuevas situaciones dónde los personajes tengan que resolver el problema en equipo.

Por otro lado hay muchísimos cuentos y libros que educan en igualdad, que están escritos desde la perspectiva actual, donde se pretende inculcar respeto, que todas las niñas y niños, en definitiva son iguales.

Dónde la princesa puede ser valiente, el lobo miedoso, la madrastra buena y el príncipe sensible.

No voy ha hacer un listado de éstos cuentos o libros ya que hay infinidad de páginas webs y blogs dónde se encuentran repositorios de éstos maravillosos libros.

Os voy a nombrar un libro, porque ha marcado las noches de mi hija:                                                    Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 1 y 2. Autora: Elena Favilli, edad: 7 a 12 años. 

Y, ¿por qué ha marcado a mi hija? porque ha descubierto, palabras textuales de ella, “que hay y ha habido a lo largo de la historia un montón de mujeres que demostraron que sí podían, que sí pueden ser lo que quieran. Porque todos, hombres y mujeres podemos ser lo que queramos”.

Para ver más libros de este tipo os dejo unos enlaces, dónde podéis ver los cuentos y edades recomendadas:

Sapos y princesas: Cuentos para la Igualdad

Sapos y princesas: 10 libros para educar en igualdad

Familias en ruta: 15 cuentos de princesas valientes y príncipes sensibles para educar en igualdad

Ser padres: cuentos para educar en feminismo y vivir en igualdad

Es nuestra obligación como maestras y maestros, es nuestra obligación como personas educar a nuestras alumnas y alumnos, a nuestras hijas e hijos en Igualdad y construir entre todos una sociedad más justa.

Música en el aula de apoyo

Música en el aula de apoyo

Todos recordamos canciones infantiles o canciones o soniquetes que nos hicieron más fácil memorizar algún aprendizaje.

La música es de vital importancia en en el desarrollo de los niños, no solo porque crea conexiones neuronales, activa el cerebro y genera dopamina (que no es poco). Sino porque nos hace sentir, nos hace crear, nos ayuda a relajarnos o nos invita a movernos.

Por todo esto la música debería ser un elemento imprescindible en las aulas, y salir más allá del aula de música.

En mi aula de apoyo la música forma parte del día a día. 

Por una lado ponemos música relajante para establecer tiempo de trabajo en mesa. Ayuda a reconocer la situación, centrar la atención y gestionar el tiempo de la actividad,

Por otro lado usamos la música en las sesiones de relajación y yoga. Aquí la música es elemento principal de la sesión, pues nos adentra en ella y nos ayuda a centrarnos en nuestro propio cuerpo. Además cuando hacemos la relajación hacemos ejercicios de distinguir entre sonido y silencio (silencio para escuchar tu propia respiración).

También usamos la música para “bailar” y jugar, Las sesiones encaminadas a mejorar la psicomotricidad son mucho más productivas si tienes una canción o una melodía que te guíe y te marque los movimientos.

Por último en mi aula no falta el ritmo. Escuchamos música, bailamos, pero también hacemos ritmos con nuestro cuerpo (para ayudar a mejorar el esquema corporal, entre otras muchas cosas), con los tubos pentatónicos y con todo aquello que sea susceptible de ser golpeado y generar sonido.

Y vosotros/as, ¿cómo usáis la música en vuestras aulas?

Aula de apoyo vs Aula inclusiva

Aula de apoyo vs Aula inclusiva

Comenzamos el curso y los maestros de Pedagogía Terapéutica hacemos malabares para que nuestros horarios cuadren y a poder ser, para que este curso, por fin, entremos más horas en las aulas ordinarias. 

Pero antes de comenzar con este tetris de hora, me gustaría hacer una reflexión sobre cómo deben ser nuestras aulas y cómo poco a poco podemos ir cambiando los conceptos, para que en vez de ser “aulas de apoyo” sean “aulas inclusivas”.

4 claves aula de apoyo vs aula inclusiva

1º Los apoyos en el aula ordinaria

En un aula de apoyo es el alumno el que suele salir de su aula ordinaria para recibir una atención individualizada; sin embargo en un aula inclusiva el profesor de apoyo a la inclusión entra al aula ordinaria para apoyar al alumno. Pero va más allá, no solo está pendiente de los alumnos/as ACNEAE, sino de todo el proceso de enseñanza-aprendizaje que ocurre en esa clase, para poder así colaborar y trabajar con el tutor o maestro de área y ser así un segundo maestro. Por tanto nuestro espacio físico de aula puede ser cambiante.

2º Los materiales pueden usarlos todos

Normalmente nuestras aulas de apoyo están llenas de materiales específicos, elaborados con mucho cariño por nosotros. Son usados por nuestros alumnos ACNEAE dentro de nuestra aula. Desde mi punto de vista, en un aula inclusiva los materiales específicos pueden ser usados por más alumnos y en otros contextos. Por tanto pueden usarse en las aulas ordinarias, generando espacios de trabajo colaborativos o rincones de aprendizaje. así se benefician todos. En este sentido podríamos ver el espacio físico de nuestra aula, cuatro paredes, como un centro de recursos del cual todos se puedan beneficiar.

3º Programaciones inclusivas

Cuando comenzamos el curso, los PTs buscamos actividades y tareas para nuestros alumnos de NEAE. Los PTs programamos y al final nos tenemos una batería de  actividades y tareas para hacer de forma individual y/o en pequeño grupo. Sin embargo las tareas y actividades las podemos programar dentro del contexto del aula ordinaria junto con el tutor, basándonos en tareas multinivel y atendiendo al Diseño Universal de Aprendizaje, es decir, trabajar de forma conjunta en la realización de unidades didácticas inclusivas.

4º La atención a la diversidad y la inclusión es de todos

En muchas ocasiones hablamos de los alumnos de PT señalando sin darnos cuenta que los alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo son como si formaran parte de una tutoría del aula de apoyo. En un aula inclusiva, por ende, en un centro inclusivo, los alumnos con NEAE son uno más, pertenecientes a toda la comunidad educativa y responsabilidad de todos los agentes que trabajamos con ellos. Para ello existen formulas como la co-tutoría que beneficia a todas las partes.

¿Qué os parece? ¿estamos más cerca de tener espacios inclusivos?

Espero vuestros comentarios y opiniones al respecto

3 funciones claves del maestro de PT

3 funciones claves del maestro de PT

3 Funciones claves del maestro de PT que van más allá de la legislación

El maestro PT es entendido como un recurso especial para la atención del alumnado con necesidades educativas especiales pero, más allá de esta conceptualización de nuestro trabajo, el maestro PT es la figura referente en el centro para la inclusión.

Comencemos por cambiar conceptos, no apoyamos a la integración, somos agentes de cambio y favorecedores de la inclusión.

La legislación nos ofrece nuestras funciones, como debemos trabajar y a qué alumnado debemos atender, por lo que no voy a entrar a detallar estas funciones ya que podéis encontrarlas en otros tantos blogs y webs, además de en la normativa vigente, pero si os voy a compartir cuáles creo que son las funciones más importantes que tenemos.

Las funciones del PT se establecen en relación al centro, al equipo docente y al alumnado, pero todo va unido. Si no colaboras  y participas en el proyecto de centro puede ser que falten medidas que faciliten la inclusión, si no colaboras con el profesorado en la organización de las aulas ordinarias, puede ser que ese aula no esté estructurada de forma inclusiva o no hayan realizado UDIS inclusivas.

Por ello nuestras funciones son globales y deben impregnar cada uno de los espacios del centro.

Para mí hay tres claves que detallo en la siguiente infografía:

Obviamente tenemos muchas más funciones, pero cero que estas son las claves para que nuestros centros sean inclusivos y la atención del alumnado con NEE no gire en torno a una única persona. 

A mi me gusta pensar más en como debemos ser, que en qué debemos hacer. Pero… “¿Cómo debe ser un PT?”

Un PT debe ser ante todo dialogante y escuchar a los compañeros y familias. Si no hacemos eso no podemos trabajar en equipo. En un trabajo como el nuestro no valen los individualismos ni las decisiones unilaterales.

El maestro PT debe ser empático y comprender, no solo a nuestros alumnos y a las familias, sino a esos profesores que se frustran, que luchan por sacar a los niños adelante pero les faltan medios. Para eso estamos, para crear lazos y unión entre todos los que trabajamos con los alumnos de NEE.

Y para vosotros, “¿Cuáles son las funciones del PT que consideráis más importantes?” y “¿Cómo creéis que debe ser un PT?”

Pin It on Pinterest