COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

Cada vez más deberíamos apostar en las aulas por la innovación, la tecnología, la calidad educativa y la aplicación de nuevas metodologías que sitúen al alumno como protagonista de su aprendizaje. Una de las más importantes es el aprendizaje cooperativo.

Es por esto por lo que te pido que te COOPERATIVICES, que abras tu mente y tu corazón a una metodología innovadora y muy creativa. Hablamos del trabajo de los alumnos en el aula en pequeños grupos. Muchas son las dudas que surgen respecto a esta corriente educativa, como ferviente seguidora y conocedora del aprendizaje cooperativo, intentaré resolverlas.

¿Qué tiene de especial?

Lo que se denomina interdependencia positiva, que significa que solo se alcanzarán las metas personales, si también las superan todos y cada uno de los miembros del equipo. Con ello se logra un aprendizaje más eficaz tanto a nivel académico como social. 

¿En qué etapa se puede aplicar el aprendizaje cooperativo?

Su característica fundamental es la FLEXIBILIDAD, puesto que se puede llevar a cabo en todas las etapas educativas, en cualquier materia y con todos los estudiantes.

¿Quiénes son los padres del aprendizaje cooperativo?

Sin duda los padres de esta metodología son David W. Johnson y Roger T. Johnson. Dos hermanos estadounidenses que hacen hincapié en la importancia del papel activo de los estudiantes en su propio aprendizaje. También destacan cinco elementos esenciales necesarios para lograr que los alumnos realmente trabajen en cooperativo:

  1. La interdependencia positiva (cada miembro del grupo debe cooperar con el resto porque su esfuerzo le beneficia a él mismo y a los demás).
  2. La responsabilidad individual y grupal (para alcanzar los objetivos, cada miembro del grupo deberá cumplir con la tarea que le corresponda).
  3. La interacción estimuladora o personal (todos los miembros del grupo trabajarán juntos, ayudándose y apoyándose).
  4. Técnicas interpersonales y de equipo (comunicación entre los miembros del equipo, toma de decisiones y gestión de conflictos).
  5. La evaluación grupal (análisis de cómo se está trabajando para logran una mayor eficacia).

Junto a ellos otros nombres indispensables: Elliot Aronson, Spencer Kagan o Robert Slavin.

En cuanto al primero, seguro que te suena el Puzzle de Aronson

Muy eficaz para obtener actitudes positivas hacia el colegio, el temario y los compañeros, consiguiendo una auténtica solidaridad entre el alumnado.

¿Cómo se lleva a cabo? Se divide el grupo-clase en equipos de trabajo, responsabilizando a cada miembro del equipo de una parte diferente de la tarea a realizar, de la que llegará a convertirse en un “experto”. Los estudiantes de los diferentes equipos que tienen asignada la misma parte del tema se juntan para discutirlo en grupos de especialistas. Después, regresan a sus equipos originarios para enseñar a sus compañeros aquello que han aprendido. La realización de la totalidad del trabajo está condicionada por la cooperación y la responsabilidad recíprocas entre el alumnado.

Kagan es un autor al que no vas a olvidar, para mí es “el de los PIES“. Reconoce cuatro principios básicos sobre los que se deben organizar las actividades para llevar a cabo el trabajo cooperativo, estos principios (PIES) son:

Interdependencia positiva (Positive interdependence): si uno gana, también gana el otro.

Responsabilidad individual (Individual accountability): es necesario el trabajo individual para llevar a cabo una tarea en grupo.

Igualdad de participación (Equal participation): será necesario aplicar técnicas para estructurar la tarea.

Interacción simultánea (Simultaneous interaction): igualdad de participación.

Por último, tenemos a Robert Slavin, que clasifica los métodos de aprendizaje cooperativo de acuerdo a seis características: objetivos grupales, responsabilidad individual, iguales posibilades de éxito, competencias de equipos, especialización en la tarea y adaptación a las necesidades individuales. En estos métodos de aprendizaje cooperativo reconce tres conceptos centrales: 

  • Las recompensas de equipo (adaptadas a la edad y situación).
  • La responsabilidad individual (el éxito del grupo depende del esfuerzo de todos los miembros).
  • La existencia de iguales posibilidades de éxito (todos los integrantes del grupo tendrán la posibilidad de conseguir el éxito, mejorando resultados anteriores).

Para este autor, los beneficios del aprendizaje cooperativo son múltiples: los niños van a desarrollar actitudes positivas hacia el aprendizaje, se verán favorecidas sus relaciones sociales, aumentará su motivación y autoestima, aprenderán a desarrollar habilidades para resolver conflictos, se promueve el respeto, opinando, escuchando y desarrollando mayor tolerancia hacia los demás.

Todavía no estás al 100% seguro/a de querer o poder COOPERATIVIZARTE, no te preocupes, sigue leyendo…

¿Es una moda más o una metodología consolidada?

Hay algunos autores, como Ferreiro y Calderón (2001) que se remontan a la prehistoria, donde los hombres primitivos cooperaban a la hora de cazar o recolectar, realizando actividades en grupo. La propia Biblia hace referencia a la cooperación y ayuda al prójimo. También en uno de los libros sagrados de los hebreos, el Talmud, aparece la idea de aprender los unos de los otros. Para poder entender el texto, tenían que contar con la ayuda de un compañero.

Brown y Atkins (1988) señalan a Sócrates, que utilizó la metodología cooperativa cuando enseñaba a sus alumnos en grupos pequeños. Por su parte, Johnson, Johnson y Smith (1997) sitúan el origen del aprendizaje cooperativo en el siglo I d.C., momento en el que aparecen grandes filósofos y pedagogos como Quintiliano, que destaca por su interés en el juego como recurso educativo, por tratar de dar importancia a la distribución de los alumnos en la clase y por pensar que los estudiantes más aventajados podían ayudar y enseñar a los que más lo necesitan. También apuntan a Séneca, que enfatiza el valor de enseñar para aprender, puesto que enseñando también se aprende.

Debo mencionar  a Jan Amos Komensky (1592-1670), conocido como Comenio, por ser el primero en proponer una verdadera revolución pedagógica y una transformación educativa universal, planteando una búsqueda de metodologías didácticas activas para lograr un aprendizaje significativo. Estas metodologías alternativas proponían pasar de la enseñanza individualizada a  la enseñanza cooperativa en grupos. 

Se habla también de aprendizaje cooperativo en la Inglaterra de finales del siglo XVIII, Joseph Lancaster y Andrew Bell utilizaron el cooperativo en sus proyectos pedagógicos. Y de Inglaterra nos trasladamos a la ciudad de Nueva York, donde Francis Parker abre la Escuela Lancasteriana en el siglo XIX, aplicando el método cooperativo y difundiendo este aprendizaje en la cultura americana.

Pero es en el siglo XX cuando los métodos cooperativos cobran importancia, aplicando las técnicas de este aprendizaje en el ámbito escolar de EEUU y Canadá, para posteriormente extenderse a Israel, Holanda, Noruega, Inglaterra, Italia, Suecia y España.

Tras este exhaustivo repaso de la historia del aprendizaje cooperativo, se puede afirmar que no es algo nuevo, no es una experiencia innovadora reciente, tiene una larga trayectoria en el mundo educativo. Pero lo que sí es bastante novedoso es la demostración de su eficacia a través de investigaciones experimentales, situándolo por encima de otros métodos de aprendizaje.

CONTINUARÁ…MIENTRAS TANTO: ¡COOPERATIVÍZATE!

YOGA Y AUTISMO

YOGA Y AUTISMO

Llevo varios años practicando yoga y cada día experimento un nuevo y sorprendente beneficio. Beneficios no solo a nivel físico, sino también mental y emocional. La práctica habitual del yoga mejora la concentración, nos ayuda a descansar, reduce el estrés, refuerza el sistema inmune, aumenta la energía, la resistencia física y mejora la flexibilidad y el equilibrio. Es una medicina para el cuerpo y el corazón.

La práctica del yoga es muy beneficiosa para cualquier niño, aprenderá a estirarse, a relajarse o a respirar y cada vez hay más estudios publicados que sitúan esta terapia complementaria como una de las más beneficiosas para niños con necesidades especiales y autismo. En este tema cabe destacar la figura de Louise Goldberg, autora del libro Yoga therapy for children with autism and special needs (Terapia de yoga para niños con autismo y necesidades especiales), en el que subraya la importancia de las prácticas de visualización. Diseñó el programa “Stop and Relax”, utilizando más de 50 tarjetas de referencia para ayudar a los niños a visualizar la postura que se va a adoptar.

Otra autora de referencia es Sonia Sumar, creadora del método “Yoga for the special child”, reconocido mundialmente como uno de los mejores métodos de yoga para niños con necesidades especiales: http://www.specialyoga.com/

En España, la asociación que se ha convertido en un referente para la formación, investigación y aplicación del yoga destinado a personas con necesidades especiales es “Yogaespecial”: https://yogaespecial.es/. El objetivo principal es acercar la práctica del yoga, no solo a los colectivos con necesidades especiales o diversidad funcional, sino también a sus familias. Por tanto, en una sesión con niños del espectro autista, no solo van a estar presentes los propios niños, sino que uno o incluso dos familiares estarán también trabajando junto al niño, ayudando a nivel físico y emocional.

En la primera fase de la clase se prepara la musculatura y las articulaciones del niño, en una segunda fase se inducen determinadas posturas básicas para que su cuerpo las vaya adoptando poco a poco. A esta le sigue la fase interactiva, donde se combina la interacción de las posturas con la autonomía del niño, que va memorizando dichas posturas en su cuerpo. Así se consigue llegar a la fase imitativa, en la que el niño imita las posturas del terapeuta desde su autonomía.

Las técnicas del yoga que se van a utilizar son las posturas físicas, el control de la respiración, la concentración, la relajación y los mantras (se trabaja con el sonido y sílabas que inducen a la mente y al Sistema Nervioso a la relajación y al positivismo. Por imitación y participación, el sonido y la vibración estimulan áreas del sistema nervioso que retardan la degradación cognitiva y sensorial)

En los casos de TEA, lo importante es que los niños sientan y conozcan su cuerpo, que sean capaces de trabajar el centro de gravedad, el contacto de los pies con la tierra y el sonido. En general el yoga les ayuda a estar más presentes y a interactuar mejor con el medio, ya que su nivel de estrés disminuye.

Pero existen una serie de beneficios específicos:

Mejora la movilidad sutil del cuerpo y la conciencia corporal

Genera un tono muscular adecuado para articulaciones y estructuras óseas

Mejora el movimiento y flexibilidad de las articulaciones

Aumenta la capacidad torácica y el flujo sanguíneo mediante una respiración eficiente y completa

  • Aumenta la confianza en uno mismo
  • Mejora las actitudes hacia el resto del mundo
  • Ayuda a tolerar la frustración y mejora la autoestima
  • Mejora la capacidad para afrontar situaciones nuevas con actitudes creativas gracias al equilibrio de los dos hemisferios cerebrales
  • Favorece la adaptación al medio y a la realidad

La práctica del yoga cambió mi vida. Ojalá cambie también la tuya, la de tus hijos, la de tus alumnos…porque es una medicina para el cuerpo y el corazón.

CERO GRITOS, MIL SONRISAS

CERO GRITOS, MIL SONRISAS

Hoy la gran protagonista es la SONRISA. Los seres humanos comenzamos a sonreír en el útero materno, no es una reacción que uno aprenda, sino que es una reacción natural a ciertos estímulos. Cuando activas los 17 músculos faciales necesarios para realizar una sonrisa, tu cerebro libera inmediatamente dopamina y endorfinas. La primera tiene que ver con la motivación, el aprendizaje y la expresión de las emociones. Las segundas con el bienestar y la felicidad ¿Con qué actividades generamos endorfinas? Bailando, cantado, haciendo deporte y….atención profes: con el trabajo en equipo. Además, la sonrisa tiene un gran poder: generar sonrisas en los demás gracias a las llamadas “neuronas espejo”. Y por si todo esto fuera poco, cuando hacemos reír, el cerebro se oxigena y el sistema límbico se activa, lo que facilita las funciones de retención de memoria.

Con todo esto quiero hacer hincapié en la importancia de entrar en el aula con una gran sonrisa y fomentar un clima de bienestar. Si consigues esa sonrisa en tus alumnos antes de contar algo que quieras que recuerden, su cerebro estará más preparado para codificar, retener y recuperar esa información. Habremos logrado el tan ansiado aprendizaje significativo.

Que nadie dude del poder de una sonrisa, del refuerzo positivo, de la implicación total o de abrir alma, mente y corazón.

Es una auténtica gozada pasear por algunos pasillos de Infantil. Todo es color, juegos y risas. Pero en algunas ocasiones, a medida que vas subiendo de etapa, ese color, esos juegos y esas risas se van tornando en sobriedad, tedio y los tan temidos gritos ¿Es que en la ESO o en Bachillerato se debe gritar a los alumnos para conseguir respeto o suscitar su interés? ¿Ya son mayores y no debemos quererles, cuidarles y respetarles como en etapas anteriores? Por favor, tratémosles con cariño y comprensión porque si les quieres y respetas, te querrán y respetarán. Los gritos no funcionan, yo siempre utilizo la señal de ruido cero. Ni siquiera tengo que explicarles en qué consiste. Tanto en alumnos de 1º a 6º de Primaria como en la ESO, responden de manera inmediata. Levanto la mano y les miro, a medida que ellos me van viendo, levantan también su mano hasta conseguir el ruido cero. Me encanta cuando entre ellos se van avisando de la señal, por si hay algún despistado. El silencio se imita, los gritos también.

Resultado de imagen de SEÑAL RUIDO CERO

Por lo tanto, tolerancia cero a los gritos. Soy una apasionada de la comunicación y la educación y en ninguna de las dos parcelas tienen cabida los gritos. Solo traen desgaste de autoridad, pérdida de razón (incluso aunque se tenga), sentimiento de culpa y disminución de la autoestima de los alumnos. Además, el cerebro del niño no aprende cuando le gritan, todo lo contrario, se bloquea y se activa la emoción del miedo, lo que impide el paso de nueva información.

¿Necesitas más razones para tomar conciencia de que los gritos no funcionan? Lo puedo decir más claro, pero os aseguro que no lo voy a decir más alto.

¡Por unas aulas con cero gritos y mil sonrisas!

“La sonrisa es una curva que lo endereza todo”. Phyllis Diller.

“Lo que el sol es para las flores, la sonrisa es para la humanidad”. Joseph Addison.

“Sonríele a la vida y la vida te devolverá esa sonrisa”. Anónimo.

POR FAVOR, TEATRO EN LAS AULAS

POR FAVOR, TEATRO EN LAS AULAS

El teatro como tal no es algo novedoso en el entorno escolar. Todos nosotros en algún momento de nuestra vida académica hemos ido de excursión al teatro o representado una obra (yo recuerdo ser parte del coro en Edipo para la asignatura de Griego). El problema es precisamente ese, que se trata de algo puntual, de un broche de oro a un curso académico, una actividad dentro del programa de Lengua y Literatura o una tarea extraescolar, pero no debería ser así. Encontrar una ubicación a la asignatura de Teatro en el horario escolar es más una Misión Imposible que Un paseo por las nubes (que es lo que debería ser).

Si miramos más allá de nuestras fronteras nos encontramos con casos como el de Hamburgo, primer estado de Alemania que ha establecido con éxito el aprendizaje del teatro como asignatura obligatoria en la escuela ¿Más ejemplos? Brasil, que lo contempla ya como una materia o el mundo anglosajón: Gran Bretaña, Estados Unidos o Australia, donde la asignatura de “Drama” tiene un lugar fijo en el programa escolar y se imparte de forma habitual.

La implantación de esta completísima asignatura en nuestro sistema educativo permitiría el entrenamiento de capacidades expresivas, de análisis y de escucha de nuestros alumnos. Potencia la tolerancia, cooperación y relaciones personales y aumenta la autoestima. Vamos a fomentar la confianza en sí mismos, ayudando a los más tímidos a superar sus miedos y (aquí viene la parte que más me gusta) a que muestren sus sentimientos, les facilitaremos herramientas para que puedan manejar sus emociones.

No podemos dejar pasar por alto tampoco la relación entre el teatro y lo más “trendy”, “cool” y “fashion” (aprovecho para remarcar que NO son sinónimos, permitidme el guiño y ser una “up-to-date person”) No es otra cosa que las inteligencias múltiples de Gardner. El teatro potencia casi todas, inteligencia lingüística al analizar y acercarnos a grandes textos, clásicos o contemporáneos, la inteligencia intrapersonal a la hora de construir un personaje, siendo indispensable un control y conocimiento de las emociones y los sentimientos. La inteligencia interpersonal para comunicarnos con nuestros compañeros, la corporal cinestésica cuando el cuerpo se convierte en un importante elemento expresivo. La inteligencia espacial estará también presente a la hora de elaborar decorados y la musical podría tener su peso si, por ejemplo, se trata de un musical o a la hora de desarrollar la idea sonora de la obra (usaremos música o sonidos en la apertura, entreactos, el final, como música de ambientación durante el desarrollo de las escenas) Podemos, por tanto, afirmar que el Teatro es una poderosa herramienta pedagógica que potencia y pone en forma nuestras inteligencias múltiples.

Termino como he empezado, pidiéndolo por favor: levántate, proponlo, hazlo realidad…POR FAVOR.

¡A escena!, documental que muestra la importancia de las artes escénicas en las clases.

Tutoriales gratuitos sobre Teatro aplicado al aula diseñados por la compañía The Cross Border Project.

https://thecrossborderproject.com/escuela-online/

 

Teatro Aplicado como metodología educativa.

https://thecrossborderproject.com/abrimos-la-panaderia/

TRABAJAR CON STORYJUMPER

TRABAJAR CON STORYJUMPER

En esta ocasión se va a trabajar con una herramienta que me apasiona: StoryJumper. Es un programa que nos permite desarrollar la creatividad y la escritura mediante el uso de las nuevas tecnologías, pudiendo publicar los relatos de nuestros alumnos ¿A quién no le apetece crear un libro digital de manera fácil y divertida?

Podemos configurar esta aplicación para realizar actividades con nuestra clase. Se trabajará de manera online en el colegio y el profesor, si lo considera oportuno, puede permitir el acceso en casa a las historias que se están creando. Esto nos facilita la colaboración e implicación de las familias en la creación de nuestra “obra de arte”.

Los trabajos se pueden mantener en privado o hacerlos públicos. Para el Día de la Paz, yo he realizado un StoryJumper titulado: “LA VIDA DE MAHATMA GANDHI”.

Partiendo de esta información, diseñarán un cuento, una novela o un álbum ilustrado sobre la vida de Mahatma Gandhi. Incluirán una portada, la dedicatoria, los personajes y los textos que narren lo que sucede en el relato.

Mediante esta actividad los alumnos desarrollan sus competencias en comunicación lingüística, trabajando la composición de textos y la comprensión lectora, conocimiento e interacción con el mundo físico, con breves descripciones del entorno físico. Está presente también la competencia digital, ya que se pueden añadir fotos a las narraciones desde el ordenador o compartir las creaciones entre alumnos, cultural y artística: los alumnos desarrollan su creatividad al narrar historias, autonomía e iniciativa personal, puesto que son los estudiantes los que deciden cómo realizar el trabajo. Permite también desarrollar y fomentar la creatividad.

Es una herramienta muy valiosa en el aula, los alumnos pueden crear y mostrar al resto de la clase sus propias obras, compartirlas y todo ello de una forma lúdica y divertida.

Pin It on Pinterest