UNA CASITA DONDE JUGAR…UN REFUGIO,UNA CABAÑA…

UNA CASITA DONDE JUGAR…UN REFUGIO,UNA CABAÑA…

Es característico de estas edades, la necesidad de crear siempre;un dibujo,un juego inventado,poner nombres nuevos a las cosas…
Uno de los elementos y construcciones más llamativas y elegidas por los  niños/as es la construcción de su propia casita.
El concepto de casa como tal  es entendido por ellos como el refugio, la seguridad la calma…


Ellos viven en una y saben muy bien lo que les aporta,por supuesto en cada caso es distinto, porque cada niño/a es un mundo.
De manera natural a esta edad surge el juego de esconderse y de esconder cosas,buscar un lugar donde sentirse aislado sobretodo del adulto.Este juego es valioso para reforzar en gran medida  su desarrollo afectivo,motor,sensorial,teniendo en cuenta que cuando se acercan a los dos años tiene una gran conexión con el juego simbólico.


Además tenemos que decir que es universal, es decir, surge en todos los niños y niñas independientemente del lugar del mundo en el que vivan…inherente a su condición.
Vemos como en ocasiones, este concepto de 4 paredes y un techo no tiene porque cumplirse cuando se trata de juego.Por ello cualquier rincón,que favorezca ese estado de seguridad bienestar e intimidad puede valer.

Aquí os dejo algunas características de cómo podría ser este espacio:

  • Espacio reducido adaptado a su tamaño.
  • Opción de manipular juguetes.
  • Algún elemento a modo de puerta.

Conociendo las necesidades de juego a esta edad debemos saber que  este elemento  ha de estar presente en nuetros patios, aulas, casas…..por ello, siendo consciente del espacio con el que contamos en cada uno de los casos y de que los niños y niñas aprecian ante todo el juego por si  mismo, el modo o la forma en que presentemos este objeto puede ser variable, dispar y en ocasiones muy creativo.                                   

El hecho de recogerse en algún lugar sea en casa o en la escuela, de estar a solas ,es una necesidad para entrar en contacto consigo mismo. Esto se amplía cuando cuentan con el espacio adecuado para poder hacerlo y a la vez convertirlo en juego paralelo y compartido poco a poco con los demás iguales.

Construir una cabaña/casa ofrece al niño la posibilidad de :

  •   Desarrolla sus habilidades cognitivas imaginando,planificando y resolviendo problemas.
  •  Descubrir su sentidos de la autonomía, independencia y  confianza.
  •   Desarrollar las habilidades prácticas, como la construcción.
  •   Aprender a gestionar las emociones.
  •   Experimentar el lenguaje.

En ocasiones en el aula me he encontrado que, sin haber contado aún determinados cuentos,canciones, ellos sólos interpretan la huida de los tres cerditos del lobo, o HanseL y Gretel, incluso algunas otras historias que reproducen su vida en sus hogares, interpretando  roles que raramente  son de niños/as, es mas frecuente que cubran el rol de  un adulto por aquello de ¨jugar a ser¨.De esta manera el niño/a se siente libre de interpretar cualquier situación, juego en el cual el adulto puede descubrir comportamientos ,reforzar actitudes con respecto a sus iguales e incluso detectar alguna dificultad en su día a día, si la hubiese.

Las casas que ya existen en los parques, en las aulas, favorecen todo ésto que estamos contando pero…¿ y si vamos mas allá?
                                      Os propongo esta actividad: 

Un día cualquiera…. vamos a dejar a su disposición;

  • Una tela, dos …varias.
  • Unos tubos de cartón
  • Algún palo de escoba

….coloquemos encima de una mesa o un sofá de manera que caigan partes de esa tela por un lateral colgando ….

y….¡a ver que pasa!

                                Mi experiencia me dice que va a ser mágico.

  Angie

Carnaval en la escuela infantil ¿A qué precio?

Carnaval en la escuela infantil ¿A qué precio?

 

Dia de carnaval;

Entro en la escuela. Hoy han puesto una música diferente, me gusta,pero está más alta que otras veces, apenas puedo apreciarla porque estoy llorando, voy disfrazada/o pero no sé muy bien de qué, pero no puedo moverme bien .Me dicen que la educadora se va a poner muy contenta cuando me vea y allí veré a todos mis amigos/as.Y bueno algunos más están llorando también que habrá pasado hoy?…¨

 

Se acerca el carnaval y como en muchos centros educativos las educadoras/es queremos también llevarlo a cabo porque tenemos que hacerlo, ¡si lo hace todo el mundo!

 

¿y.. por qué?,¿lo hemos pensado ?

En las escuelas infantiles, durante muchos años se han celebrado carnavales porque era lo que tocaba.Los mayores de 3-6 marcaban un poco el ritmo y toda la escuela se veía envuelta en un ambiente festivo donde los disfraces eran el centro de atención durante semanas y semanas… Preparativos, casi obligados a pintar fondos de murales, disfraces,hacer la sardina…todo ello como no! planteado desde el punto de vista del proyecto de ese año …

 Esto conlleva mucho trabajo,esfuerzo y tiempo empleado,quizá ¿restándole de la atención a los verdaderos protagonistas ?

Es un momento en el que el niño y la niña están forjando paso a paso su identidad, su imagen ,aquella que ven en el espejo y que hace relativamente poco que acaba de descubrir.

Por ello y gracias a mi experiencia como educadora en diferentes escuelas, puedo afirmar que después de tantos carnavales vividos, debemos pararnos a pensar en ello, ¿es necesario disfrazar a un niño/a aún en contra de su voluntad porque lo hemos programado o porque nos hace mucha ilusión a nosotros/as como adultas?

Me parece una idea descabellada ir en contra de  esa construcción de la identidad, obligándoles a disfrazarse , dejando a un lado su humilde decisión que, creedme la tienen y se nota cuando no les gusta algo, ¡vaya si se nota!

Durante años he podido dar rienda suelta a mi imaginación con la creación de un disfraz diferente cada año, y sí a mi me encanta disfrazarme….pero mis disfraces nunca han sido muy elaborados, ni muy costosos, porque lo que más importaba en mi equipo era la manera en que lo hacíamos;, delante de ellos/as mostrandoles poco a poco una prenda,para que pudiesen ver en nosotras la transformación de nuestra imagen y poder hacerlo ellos después si querían, que esuno de los objetivos de esta fiesta.

Por eso y desde la más simple naturalidad (puedo asegurar que funciona) es muy importante la libre disposición de estos elementos; sacar un día una caja en el aula o situar el material cuidadosamente seleccionado y colocarlo en un rinconcito o un espacio del aula destinado a sorpresas…para que ellos mismos dispongan de todo esto a su manera y así aquellos que les apetezca se pondrán un gorro o un collar o …quien sabe¡ quizá se pintan la carita ellos solos…..tratándolo así ,es posible que algunos niños/as ni se acerquen a los disfraces y accesorios.Pues, también es muy válido respetar esto acompañando sus necesidades y cuidando su decisión.

 Y es que ,cuando descubro mi imagen en el espejo y sé quién soy es ahí y solo ahí  cuando puedo decidir cambiarlo, pintarme la cara, ponerme un gorro, un trapito a modo de vestido pero… poco más.

Las educadoras, en estas fechas señaladas de carnaval, no podemos olvidar la esencia,para mí ,esta esencia radica en las necesidades de los niños y niñas de 0 a 3, no en la mía propia como educadora.

Dejemos de rellenar hojas pintadas con antifaces durante semanas,poner confeti y purpurinas pegados en cartulinas para que se lleven a casa trabajos hechos que tienen poco sentido para ellos.

 

 Agradezco enormemente haber descubierto ésta perspectiva totalmente diferente a la que traía.Se me vienen a la memoria varias personas y situaciones que me han hecho parar y tomar conciencia de esta visión tan natural y a la vez bastante olvidada. GRACIAS. 

La Inteligencia Emocional en Educación Infantil

La Inteligencia Emocional en Educación Infantil

¿Qué hago con mis emociones?

El desarrollo de la Inteligencia Emocional puede ser una de las tareas más difíciles para el ser humano, pues implica poseer una gran habilidad empática y conocerse muy bien a uno mismo.

Desde que nacemos, sentimos. Pero cuando somos pequeños no somos capaces de saber lo que estamos sintiendo.

Aprender a identificar correctamente nuestras emociones y averiguar qué necesitamos cuando nos sentimos de una determinada manera no es fácil. Por ello, como adultos, debemos ayudar a los niños y niñas a conseguir esta ardua labor.

Para hacer este camino un poquito más fácil, voy a compartir en las siguientes líneas algunas ideas que durante todos los años que llevo dedicándome a la Educación Infantil me han servido en el aula para ayudar a los más pequeños a identificar sus emociones y a aprender a gestionarlas.


Algunos puntos clave a tener en cuenta para desarrollar la inteligencia emocional en Educación Infantil son:

  • – Parafraseando a Mar Romera podemos decir que no hay emociones buenas ni malas, aunque quizás podríamos clasificarlas en emociones agradables y desagradables.
  • – Es importante validar y comprender todas las emociones, no sólo las que nos resultan agradables.
  • – Cuando un niño o una niña siente una emoción determinada, debemos darle valor a lo que está sintiendo.
  • – Incluso cuando todavía no sabe hablar, necesitará que seamos los adultos quienes pongamos palabras a lo que está sintiendo.
  • – Un niño o una niña puede sentir tristeza, miedo, cansancio o enfado aunque nosotros no comprendamos por qué lo está sintiendo en ese momento. No le quites importancia, simplemente acompáñale y ofrécele recursos y herramientas para saber qué hacer con ella.
  • – En ningún momento hablamos de “controlar” una emoción. No queremos cohibirla ni esconderla.



Cuentos “emocionantes”

En la etapa de Educación Infantil, de 0 a 6 años, los cuentos resultan un buen aliado para ayudar a los más peques de la casa a conocer y comprender las emociones y a desarrollar su empatía hacia los sentimientos de los demás. Os propongo algunos muy útiles que podéis utilizar a partir de un año:

  • – “El Monstruo de Colores”, de Anna Llenas, les ayuda a clasificar las emociones asociando cada una a un color, haciéndolas más fáciles de identificar.
  • – “Por cuatro esquinitas de nada”, de Jerôme Ruillier, para trabajar la empatía al acompañar al protagonista en una situación problemática y la búsqueda de soluciones.
  • – “¿Quién es? ¡Cuidado!”, de la Editorial Combel, les ayuda a enfrentarse a sus miedos de una manera muy divertida.
  • – “Awi y el mar”, de Desiré Acevedo, trabaja la frustración y la importancia de buscar el lado bueno a las cosas a pesar de no conseguir lo que queremos en cada momento.

Fuente: Instagram @peces.decolores

Puedes leer un poco más sobre el desarrollo de la inteligencia emocional en Educación Infantil en este artículo relacionado con el Blue Monday y la importancia de validar todas las emociones, no sólo las más agradables. https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/blue-monday/

LA MÚSICA EN LA ESCUELA INFANTIL

LA MÚSICA EN LA ESCUELA INFANTIL

La música ,como cualquier otro  aspecto artístico,merece un lugar también en la escuela infantil,en la escuela de las primeras veces,por mucho que nuestras leyes la hayan relegado a un segundo plano.

Es común escuchar a mamás embarazadas a las que alguien les ha orientado escuchar  música durante el embarazo,porque es beneficioso para el bebé  y sí ,esto es cierto,esta actividad,reactiva las células cerebrales y estimula su crecimiento en el vientre,desarrolla su inteligencia e incluso su creatividad.

A partir del nacimiento  nos vemos sometidos a multitud de estímulos  de todos los sentidos que  sin duda alguna van  marcando nuestro estado en el mundo.En el caso del oído, es el primero que se desarrolla dentro del vientre materno le pondremos especial atención, ya que es a través de él desde donde nos llegan la mayoría de los estímulos que recibimos a diario.

A menudo, los alumnos y alumnas escuchan en sus casas musica de videos , músicas modernas o canciones que les enseñan sus hermanos/as…todo esto no está mal pero yo me planteo sinceramente ¿tiene calidad  esta música que reciben a diario?  y no solo hablamos de calidad a la hora de componer ,nos referimos a las calidad de la letra, el contenido de la misma, la calidad instrumental en si,¡ en ocasiones nos vemos sometidos a un verdadero bombardeo¡

Así como en  otros momentos, en el día a día en el aula, como educadoras debemos pararnos a pensar si realmente estamos ofertando momentos musicales adecuados. Y es ahí donde entra  en juego mi relación con  la música. Como especialista, no todo me vale, y quizá  alguien pueda pensar que soy muy exigente, pero merece la pena plantearse ciertas cosas.

Todos hemos visto y oído niños/as  de muy corta edad bailando y cantando temas que, no les corresponden a su edad, con letras y mensajes que no se adecuan a sus necesidades.Familias y educadoras estamos  para poder dar una alternativa a esas carencias de las que hablamos.

Y no es que toda la música que se consume hoy en día tenga estas características, NO, pero una gran mayoría de la que se comercializa a granel deja mucho que desear… así que vamos a planteárnoslo y busquemos piezas interesantes…y  adaptadas a la edad.

Para mí es muy importante el aspecto musical en la  rutina  diaria.

Para empezar,cuando ellos llegan por la mañana, tengo de fondo una música relajante de acogida ,siempre la misma, (después de probar muchas  me dí cuenta que la música clásica no es toda  relajante y  tomé una decisión con algunas piezas en concreto.)después, durante el resto del día, podemos seguir escuchándola si necesitamos relajar un poquito… aunque en ocasiones la apagamos para escucharnos entre nosotros. Después, como muchas cosas en la escuela, dependiendo de  las actividades que hagamos, improvisación, y del estado del grupo nos sentamos algunos días  a cantar con ellos/as. Suelen ser los peques los que  piden alguna determinada canción de saludo o de animales, piezas que cantamos nosotras y que ellos aprenden con facilidad. A menudo acompañamos con la guitarra: ¨Buenos días, saludo al sol¨,etc… No me gusta seguir una rutina estricta de orden y suelo cambiar de ritmos, intensidad y timbre,cosa que les encanta, poder modificar nosotras mismos las canciones ya muy conocidas entre todos/as ¡es muy divertido!…

en el siguiente post…daremos algunos consejos más, algunos títulos y reseñas

FAMILIAS Y EDUCADORAS;LA INCORPORACIÓN A LA ESCUELA INFANTIL

FAMILIAS Y EDUCADORAS;LA INCORPORACIÓN A LA ESCUELA INFANTIL

 

La incorporación es el periodo que se establece entre la familia y las educadoras para pautar la entrada paulatina de los alumnos/as en la escuela.Otra cosa distinta es la adaptación,que conlleva procesos emocionales, relaciones nuevas,espacios y tiempos diferentes a los que estaba acostumbrada/o.

Como educadora, los  días aun sin niños en el aula, trato de  plantearme,como todos los cursos, la disposición de los espacios ,los materiales , y noto que mi cambio de mirada hacia los niños /as y sus familias me indica que no se necesitan carteles sobrestimuladores  ,¨juguetes feria¨ ni espacios colmados de materiales coloridos.¿nos lo habíamos planteado?
El exceso de estimulación los primeros días en el aula provoca que los niños y niñas se sientan invadidos visualmente,y esto dificulta en ocasiones la familiarización con el nuevo entorno.
Este cuidado en la disposición de espacios tiene que ir acompañado de un ambiente tranquilo y acogedor propiciado  por nuestra parte con una actitud de cercanía y tranquilidad ante este proceso que nos afecta a todos, niños y adultos.

A todo lo anteriormente citado, en cuanto a los niños y niñas se refiere tenemos que añadirle que también las familias son nuevas para nosotras y viceversa, con lo cual a ellas también les va a afectar todo ésto.

Para las familias somos sólo dos educadoras nuevas, en principio, pero  seremos quienes vamos a estar con sus hijos nueve meses,van a dejarlos en nuestras manos ,y es normal y comprensible que en un primer   momento no exista confianza o es más, que haya recelos, miedos, angustias etc,,,como ocurre con los niños,porque es posible que sea de las primeras veces que pasan sin ellos un largo tiempo,por ello también hemos de cuidar esos minutos al principio que luego serán horas.

 vez terminado este proceso puedo decir, con bastante alegría y un pelin cansada, que a pesar de los llantos , los miedos y alguna que otra  situación difícil ,me siento orgullosa del resultado que ha dado en los niños/as y en sus familias  la puesta en marcha  de estas estrategias.

Como no podría nombrar todas y cada una porque es una tarea muy individualizada, contaré solo algunas de las pautas ,que pueden agruparse en varios ámbitos.

Familias;

Cuidando en todo momento el lenguaje y el tono ,en las comunicaciones y recibiendo su dudas y aportaciones  con una mirada cercana y empática.

Dándoles el tiempo que necesiten durante varios días y/o semanas de estancia en el aula, para favorecer la separación paulatina de los niños/as.

Niños/as:

 Colocándonos en el suelo, a su altura para favorecer el acercamiento y la relación en los primeros días.

Acompañar el llanto con una actitud de escucha ,comprensiva y serena.

Espacios:

Paredes mayormente vacías  de estímulos, salvo sus fotos.poco material ,debidamente y seleccionado con criterio en base a los intereses del curso anterior.(para los antiguos)

Entre nosotras como educadoras en todo momento hemos estado conectadas de manera visual y espacialmente colocadas para asistir a las necesidades de cualquier  tipo que han tenido los niños/as.Usando un tono adecuado que facilita la escucha y la relajación.

Y… aunque parecía imposible  que este  momento de relajación y calma llegará, por fin LLEGO y vimos el resultado:

Lo vemos cada día,en el cariñoso saludo que nos dan al entrar, en la actitud tan bonita de los niños y niñas al recibir a sus compañeros /as, en el respeto que tienen las familias entre ellas al esperar ser atendidas por nosotras, en esa verbalización de comentarios positivos por parte de las familias en relación a la evolución del grupo y el clima de calma que se respira al entrar …

Aunque todo esto no acaba aquí,ahora tenemos que seguir manteniendo este clima de calma y seguridad ;es ahora cuando podemos seguir avanzando en la preparación de ambientes, materiales y espacios que proporcionen aprendizajes a partir de actividades motivadoras y significativas para los niños/as ….esto ya lo publicaremos en otro post .

 

 

¿COMO EVALUAMOS EN LA ESCUELA INFANTIL?

¿COMO EVALUAMOS EN LA ESCUELA INFANTIL?

EVALUACIÓN ¡qué palabra más grandota para los niños y niñas de mi aula ,en general para todos los niños y niñas cualquier  escuela infantil en cualquier parte del mundo.Una palabra tan enorme que a veces da miedooooo…tanto o más como un monstruo en un  cuento cualquiera……

Es sólo eso, un palabra, que no refleja nada más que  algo que parece muy grande pero que a ras de suelo , el suelo de mi pequeña aula, se reduce a lo siguiente:

Desde mi  corta opinión, y sin que nadie se sienta ofendido, la evaluación, como tal ,no debería existir en estas edades, al menos tal  como se considera  desde  algunos entornos educativos y familiares (educadoras y familias).Hablo de aquellas situaciones en las que  importa mucho más si mi alumno/a o hijo/a ha logrado o no determinados objetivos como si no los fuera  a conseguir jamás…

Es cierto que la normativa para los centros educativos de 0-3 establece que se haga entrega   de un informe  trimestral dónde se evalúan los logros adquiridos a modo de capacidades , en base a unos ámbitos de experiencia .Estos items o informe abierto (cada  escuela establece su formato) son consensuados por todos y cada uno de los profesionales /educadores que conforma el equipo educativo y se lleva a debate incluso  con ayuda del equipo de atención temprana si fuera necesario.

Ahora bien….¿qué pasa….si como educadoras le damos una vuelta a esto? y si nos preocupamos más del medio y menos del fin? no estaríamos tan pendientes de saber si encaja o  no las figuras en una puzzle o si come sól@ sino que sabríamos si disfruta comiendo o si le resulta satisfactorio encajar esas piezas .EL DISFRUTE por el DISFRUTE ,  claro está que debe quedar reflejado de alguna manera  ese logro o adquisición, pero  así, sin más ,sin comparativa ,sin que sea el item el que nos paute, lo que debe haber conseguido por su edad. ..

De esta manera nos olvidaremos  de dedicar nuestro día a día, a valorar esos logros que a menudo se convierten en una cruz y pasaríamos a estar a su altura,y, de manera natural ,disfrutar de esas vivencias que se dan en las aulas a cada segundo, Esa manera tan bonita que tienen de Estar, de Ser en el aula, de Mirar, de Mirar-nos, de Jugar . Así y solo así conseguiremos que la estancia en el aula se convierta en un deseo por permanecer en ella y no en una carrera por comparar.

Como educadoras dejemos fluir ese proceso enseñanza -aprendizaje facilitando esos pequeños avances de nuestros alumnos y así podemos evitar que las familias vean esos informes trimestrales como unas notas que los niños deben aprobar.

Veís? el monstruooooo… ¡no era tan malo! jeje

By @angiemoon75

Pin It on Pinterest