MISSION: IMPOSSIBLE

La primera vez que lo hice, los alumnos me miraron con cara de “esta tía se ha vuelto loca”. Fue genial. Conseguí captar su atención y motivarlos a realizar la tarea sin amenazas ni sobornos. Practicaron la lectura en inglés, debatieron en inglés y escribieron en inglés. Todo gracias a esta actividad.

La actividad es sencilla: consiste en presentarles una serie de enigmas lógicos que deberán resolver por grupos de 4-5 personas para poder salir del aula. Sí, para poder salir del aula, porque al entrar lo primero que hice fue cerrar con llave. A continuación, se proyectan los enigmas y ellos mismos deben repartirse el trabajo para poder resolverlos. Lo interesante es fijar un tiempo determinado. En mi caso, unos 20 minutos fueron suficientes.

También es muy importante establecer como norma del juego que no se pueden resolver los enigmas en castellano; si se emplea castellano, los alumnos van siendo penalizados con menos tiempo (segundos o minutos, según las necesidades del grupo). Pero dejadlo claro antes, desde el principio, para que no haya sorpresas ni quejas después.

La clave para que la actividad funcione está en que sean enigmas acordes con su nivel. Recuerdo que el primer grupo en el que los utilicé eran alumnos de Ciencias con un nivel de inglés equivalente al B2. Por ello, escogí enigmas matemáticos difíciles (podéis descargarlos aquí). 

Sin embargo, en otro grupo de nivel B1 utilicé riddles más sencillos, como estos:

Es conveniente preparar un grupo largo de enigmas (5 por grupo) y entregarlos en papel a la clase, para que repartan la tarea. Funciona muy bien poner música de fondo y poner un reloj de cuenta atrás en la pizarra. En mi caso, empleé la música de “misión imposible” en bucle y este contador.

También existe un grupo de Facebook con numerosos enigmas interesantes cada día, del que pueden sacarse buenas ideas: RIDDLE ME THIS

Espero haberos animado a realizar esta actividad con los alumnos. Es una buena manera de animarlos a usar el inglés en el aula.

¡GRACIAS POR LEERNOS!