LA CAJA DE LOS PIROPOS. PROGRAMA RETO.

¡Compartir es unirte al movimiento!

Talleres RETO, los talleres son  un elemento imprescindible del programa RETO para conectar escuela y familia con las diferentes actividades que vamos a desarrollar en las aulas.

Todas las clases de infantil y primaria realizan un taller elaborando un recurso para aprender a gestionar las emociones.

 

TALLERES RETO.Educación infantil.

– Tres años. El espejo de las emociones.

– Cuatro años. El bote de las sonrisas.

– Cinco años. La caja de la rabia.

 

TALLERES RETO. Educación primaria.

– Primero. El termómetro de las emociones.

– Segundo. El frasco de los gritos.

– Tercero. La botella de la calma.

– Cuarto. El buzón de los problemas.

– Quinto. La caja atrapamiedos.

– Sexto. La caja de los piropos.

 

Hoy os voy a presentar La caja de los piropos, taller que se realiza en el aula de sexto de primaria.

Como todos los talleres RETO los recursos  se elaboran en el aula  y luego el alumnado se los lleva a casa para utilizarlos cada vez que lo necesiten.

Es un recurso para gestionar la tristeza, una vez identificada la emoción  vamos a buscar un antídoto. Es importante identificar y reconocer que estamos tristes para poder invitar a la tristeza a irse, yo os recomiendo utilizar una caja muy especial, la caja de los piropos.

Todos nos hemos sentido en algún momento tristes, decaídos, sin ganas de hablar con nadie,…

¿Y si tuvieramos en casa una caja llena de piropos que podemos leer cuando estamos tristes?

Son piropos muy especiales porque los han escrito nuestros compañeros de clase pensando en nosotros y con todo su cariño.

En una actividad que tiene una duración de cuatro semanas apróximadamente, en cada sesión  vamos a pensar en nuestros compañeros de clase y  escribir en tarjetas de colores los piropos a la persona elegida.

El alumno saldrá a la pizarra y le  iremos diciendo los piropos en voz alta para no repetir ninguno, al mismo tiempo que le consultaremos si le gusta nuestro piropo y le parece gracioso. A continuación lo escribiremos en una tarjeta de colores acompañado de nuestro nombre y si queremos de algún dibujo o decoración y por último se lo daremos al compañero elegido. Al finalizar los colocará todos dentro se la caja de los piropos.

 

Es importante darle el toque personal a la caja, que sea especial y creada por ellos, en mi escuela la maestra de plástica colabora en esta actividad enseñándoles a decorar las cajas con diferentes tipos de papel de decoración.

 

Al leer los piropos es inevitable que una sonrisa ilumine nuestra cara, lo digo por experiencia porque a mí también me han realizado una, y por lo tanto invitamos a la tristeza a desaparecer.

¡Compartir es unirte al movimiento!

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu correo electrónico y mantente informado de todas nuestras novedades.

También puedes apoyarnos a través de una donación.