La Inteligencia Emocional en Educación Infantil

La Inteligencia Emocional en Educación Infantil

¿Qué hago con mis emociones?

El desarrollo de la Inteligencia Emocional puede ser una de las tareas más difíciles para el ser humano, pues implica poseer una gran habilidad empática y conocerse muy bien a uno mismo.

Desde que nacemos, sentimos. Pero cuando somos pequeños no somos capaces de saber lo que estamos sintiendo.

Aprender a identificar correctamente nuestras emociones y averiguar qué necesitamos cuando nos sentimos de una determinada manera no es fácil. Por ello, como adultos, debemos ayudar a los niños y niñas a conseguir esta ardua labor.

Para hacer este camino un poquito más fácil, voy a compartir en las siguientes líneas algunas ideas que durante todos los años que llevo dedicándome a la Educación Infantil me han servido en el aula para ayudar a los más pequeños a identificar sus emociones y a aprender a gestionarlas.


Algunos puntos clave a tener en cuenta para desarrollar la inteligencia emocional en Educación Infantil son:

  • – Parafraseando a Mar Romera podemos decir que no hay emociones buenas ni malas, aunque quizás podríamos clasificarlas en emociones agradables y desagradables.
  • – Es importante validar y comprender todas las emociones, no sólo las que nos resultan agradables.
  • – Cuando un niño o una niña siente una emoción determinada, debemos darle valor a lo que está sintiendo.
  • – Incluso cuando todavía no sabe hablar, necesitará que seamos los adultos quienes pongamos palabras a lo que está sintiendo.
  • – Un niño o una niña puede sentir tristeza, miedo, cansancio o enfado aunque nosotros no comprendamos por qué lo está sintiendo en ese momento. No le quites importancia, simplemente acompáñale y ofrécele recursos y herramientas para saber qué hacer con ella.
  • – En ningún momento hablamos de “controlar” una emoción. No queremos cohibirla ni esconderla.



Cuentos “emocionantes”

En la etapa de Educación Infantil, de 0 a 6 años, los cuentos resultan un buen aliado para ayudar a los más peques de la casa a conocer y comprender las emociones y a desarrollar su empatía hacia los sentimientos de los demás. Os propongo algunos muy útiles que podéis utilizar a partir de un año:

  • – “El Monstruo de Colores”, de Anna Llenas, les ayuda a clasificar las emociones asociando cada una a un color, haciéndolas más fáciles de identificar.
  • – “Por cuatro esquinitas de nada”, de Jerôme Ruillier, para trabajar la empatía al acompañar al protagonista en una situación problemática y la búsqueda de soluciones.
  • – “¿Quién es? ¡Cuidado!”, de la Editorial Combel, les ayuda a enfrentarse a sus miedos de una manera muy divertida.
  • – “Awi y el mar”, de Desiré Acevedo, trabaja la frustración y la importancia de buscar el lado bueno a las cosas a pesar de no conseguir lo que queremos en cada momento.

Fuente: Instagram @peces.decolores

Puedes leer un poco más sobre el desarrollo de la inteligencia emocional en Educación Infantil en este artículo relacionado con el Blue Monday y la importancia de validar todas las emociones, no sólo las más agradables. https://saposyprincesas.elmundo.es/consejos/psicologia-infantil/blue-monday/

COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

COOPERATIVÍZATE: UNA PRIMERA APROXIMACIÓN AL APRENDIZAJE COOPERATIVO (PARTE 1)

Cada vez más deberíamos apostar en las aulas por la innovación, la tecnología, la calidad educativa y la aplicación de nuevas metodologías que sitúen al alumno como protagonista de su aprendizaje. Una de las más importantes es el aprendizaje cooperativo.

Es por esto por lo que te pido que te COOPERATIVICES, que abras tu mente y tu corazón a una metodología innovadora y muy creativa. Hablamos del trabajo de los alumnos en el aula en pequeños grupos. Muchas son las dudas que surgen respecto a esta corriente educativa, como ferviente seguidora y conocedora del aprendizaje cooperativo, intentaré resolverlas.

¿Qué tiene de especial?

Lo que se denomina interdependencia positiva, que significa que solo se alcanzarán las metas personales, si también las superan todos y cada uno de los miembros del equipo. Con ello se logra un aprendizaje más eficaz tanto a nivel académico como social. 

¿En qué etapa se puede aplicar el aprendizaje cooperativo?

Su característica fundamental es la FLEXIBILIDAD, puesto que se puede llevar a cabo en todas las etapas educativas, en cualquier materia y con todos los estudiantes.

¿Quiénes son los padres del aprendizaje cooperativo?

Sin duda los padres de esta metodología son David W. Johnson y Roger T. Johnson. Dos hermanos estadounidenses que hacen hincapié en la importancia del papel activo de los estudiantes en su propio aprendizaje. También destacan cinco elementos esenciales necesarios para lograr que los alumnos realmente trabajen en cooperativo:

  1. La interdependencia positiva (cada miembro del grupo debe cooperar con el resto porque su esfuerzo le beneficia a él mismo y a los demás).
  2. La responsabilidad individual y grupal (para alcanzar los objetivos, cada miembro del grupo deberá cumplir con la tarea que le corresponda).
  3. La interacción estimuladora o personal (todos los miembros del grupo trabajarán juntos, ayudándose y apoyándose).
  4. Técnicas interpersonales y de equipo (comunicación entre los miembros del equipo, toma de decisiones y gestión de conflictos).
  5. La evaluación grupal (análisis de cómo se está trabajando para logran una mayor eficacia).

Junto a ellos otros nombres indispensables: Elliot Aronson, Spencer Kagan o Robert Slavin.

En cuanto al primero, seguro que te suena el Puzzle de Aronson

Muy eficaz para obtener actitudes positivas hacia el colegio, el temario y los compañeros, consiguiendo una auténtica solidaridad entre el alumnado.

¿Cómo se lleva a cabo? Se divide el grupo-clase en equipos de trabajo, responsabilizando a cada miembro del equipo de una parte diferente de la tarea a realizar, de la que llegará a convertirse en un “experto”. Los estudiantes de los diferentes equipos que tienen asignada la misma parte del tema se juntan para discutirlo en grupos de especialistas. Después, regresan a sus equipos originarios para enseñar a sus compañeros aquello que han aprendido. La realización de la totalidad del trabajo está condicionada por la cooperación y la responsabilidad recíprocas entre el alumnado.

Kagan es un autor al que no vas a olvidar, para mí es “el de los PIES“. Reconoce cuatro principios básicos sobre los que se deben organizar las actividades para llevar a cabo el trabajo cooperativo, estos principios (PIES) son:

Interdependencia positiva (Positive interdependence): si uno gana, también gana el otro.

Responsabilidad individual (Individual accountability): es necesario el trabajo individual para llevar a cabo una tarea en grupo.

Igualdad de participación (Equal participation): será necesario aplicar técnicas para estructurar la tarea.

Interacción simultánea (Simultaneous interaction): igualdad de participación.

Por último, tenemos a Robert Slavin, que clasifica los métodos de aprendizaje cooperativo de acuerdo a seis características: objetivos grupales, responsabilidad individual, iguales posibilades de éxito, competencias de equipos, especialización en la tarea y adaptación a las necesidades individuales. En estos métodos de aprendizaje cooperativo reconce tres conceptos centrales: 

  • Las recompensas de equipo (adaptadas a la edad y situación).
  • La responsabilidad individual (el éxito del grupo depende del esfuerzo de todos los miembros).
  • La existencia de iguales posibilidades de éxito (todos los integrantes del grupo tendrán la posibilidad de conseguir el éxito, mejorando resultados anteriores).

Para este autor, los beneficios del aprendizaje cooperativo son múltiples: los niños van a desarrollar actitudes positivas hacia el aprendizaje, se verán favorecidas sus relaciones sociales, aumentará su motivación y autoestima, aprenderán a desarrollar habilidades para resolver conflictos, se promueve el respeto, opinando, escuchando y desarrollando mayor tolerancia hacia los demás.

Todavía no estás al 100% seguro/a de querer o poder COOPERATIVIZARTE, no te preocupes, sigue leyendo…

¿Es una moda más o una metodología consolidada?

Hay algunos autores, como Ferreiro y Calderón (2001) que se remontan a la prehistoria, donde los hombres primitivos cooperaban a la hora de cazar o recolectar, realizando actividades en grupo. La propia Biblia hace referencia a la cooperación y ayuda al prójimo. También en uno de los libros sagrados de los hebreos, el Talmud, aparece la idea de aprender los unos de los otros. Para poder entender el texto, tenían que contar con la ayuda de un compañero.

Brown y Atkins (1988) señalan a Sócrates, que utilizó la metodología cooperativa cuando enseñaba a sus alumnos en grupos pequeños. Por su parte, Johnson, Johnson y Smith (1997) sitúan el origen del aprendizaje cooperativo en el siglo I d.C., momento en el que aparecen grandes filósofos y pedagogos como Quintiliano, que destaca por su interés en el juego como recurso educativo, por tratar de dar importancia a la distribución de los alumnos en la clase y por pensar que los estudiantes más aventajados podían ayudar y enseñar a los que más lo necesitan. También apuntan a Séneca, que enfatiza el valor de enseñar para aprender, puesto que enseñando también se aprende.

Debo mencionar  a Jan Amos Komensky (1592-1670), conocido como Comenio, por ser el primero en proponer una verdadera revolución pedagógica y una transformación educativa universal, planteando una búsqueda de metodologías didácticas activas para lograr un aprendizaje significativo. Estas metodologías alternativas proponían pasar de la enseñanza individualizada a  la enseñanza cooperativa en grupos. 

Se habla también de aprendizaje cooperativo en la Inglaterra de finales del siglo XVIII, Joseph Lancaster y Andrew Bell utilizaron el cooperativo en sus proyectos pedagógicos. Y de Inglaterra nos trasladamos a la ciudad de Nueva York, donde Francis Parker abre la Escuela Lancasteriana en el siglo XIX, aplicando el método cooperativo y difundiendo este aprendizaje en la cultura americana.

Pero es en el siglo XX cuando los métodos cooperativos cobran importancia, aplicando las técnicas de este aprendizaje en el ámbito escolar de EEUU y Canadá, para posteriormente extenderse a Israel, Holanda, Noruega, Inglaterra, Italia, Suecia y España.

Tras este exhaustivo repaso de la historia del aprendizaje cooperativo, se puede afirmar que no es algo nuevo, no es una experiencia innovadora reciente, tiene una larga trayectoria en el mundo educativo. Pero lo que sí es bastante novedoso es la demostración de su eficacia a través de investigaciones experimentales, situándolo por encima de otros métodos de aprendizaje.

CONTINUARÁ…MIENTRAS TANTO: ¡COOPERATIVÍZATE!

ÚLTIMO CURSO DE EDUCACIÓN INFANTIL. QUE LA MAGIA CONTINÚE…

ÚLTIMO CURSO DE EDUCACIÓN INFANTIL. QUE LA MAGIA CONTINÚE…

Llega Septiembre y comienzo con mis peques el último curso de Educación Infantil. Tengo la suerte de empezar con ellos en 3 años y trabajar durante los tres cursos con el mismo grupo. Esto es, sinceramente, maravilloso. 

Ellos ya son los “mayores” de Infantil y algunas familias se plantean dudas, miedos y muchas preguntas sobre cómo y qué se va a trabajar durante este curso, ya que en el próximo año se producirá el paso a Primaria. A mí, personalmente, me encanta que las familias planteen estas dudas y muestren interés,  pues a principio de curso es el momento  de explicar desde la base pedagógica y psicológica qué vamos a trabajar, cómo, por qué y para qué. Ahuyentar miedos y mitos , fundamentar nuestro trabajo y generar confianza. 

Así mismo, en muchos centros, nos encontramos con compañeros o documentos organizativos de centro que nos “exigen” trabajar ciertos objetivos que no se contemplan ni en el currículo oficial, sobre todo referentes a la lectoescritura y a ciertos “hábitos” que piensan que tenemos que trabajar durante este curso, para que según ellos, el tránsito y la adaptación a Primaria sean “adecuados” (como por ejemplo el hábito de lo deberes o que se “acostumbren” a estar más tiempo sentados haciendo trabajo individual, hábitos, en mi opinión,  innecesarios en esta etapa y contrarios a la naturaleza de los niños en esta edad.

Las recientes investigaciones en neuroeducación nos indican a qué edad el cerebro está preparado para alcanzar con éxito ciertos aprendizajes como, por ejemplo, la lectoescritura. La neuroeducación ofrece una nueva perspectiva de la enseñanza basada en la neurociencia. Neuroeducación, en palabras de Francisco Mora, es “tomar ventaja de los conocimientos sobre cómo funciona el cerebro integrados con la psicología, la sociología y la medicina en un intento de mejorar y potenciar tanto los procesos de aprendizaje y memoria de los estudiantes como enseñar mejor en los profesores”.

 Os dejo un breve vídeo de Francisco Mora en el que habla del proceso lectoescritor desde la perspectiva de la neuroeducación.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que los niños de esta edad tienen unas características psicoevolutivas , cognitivas y emocionales que hay que respetar  y que cada niño tiene su nivel de maduración. Muchas veces, tengo la sensación de que al llegar a este curso de Educación Infantil, en muchas aulas se produce un proceso de velocidad y aceleración increíble. Forzar ciertos aprendizajes solo provoca efectos negativos como pueden ser apatía, desmotivación, frustración ,miedo,  impotencia e incluso ansiedad.


Por otro lado, no podemos olvidar que existen momentos determinados durante el desarrollo, en los cuales se produce una optimización de ciertos aprendizajes. Estos momentos son como “ventanas” que se abren en un momento determinado y, es, en ese momento, cuando cierta información sensorial, motora, familiar, social, emocional o de razonamiento, puede entrar por ellas. Estas “ventanas” se cierran con el paso del tiempo para abrir otras nuevas, por lo que es esencial aprovechar la apertura de estas “ventanas” y trabajar lo que realmente es importante durante ese período determinado para que aprendizajes posteriores se asienten sobre una base solida y sean significativos , eficaces y duraderos. 

 La mayoría de estas “ventanas” se abren de los 0 a los 6 años, de ahí la importancia que tiene esta etapa y lo esencial de prestar atención y aprovechar estos períodos sensibles de aprendizaje.

La etapa de Educación Infantil es una etapa maravillosa y sumamente importante en la vida de un niño. Lamentablemente, el trabajo que se realiza en esta etapa sigue siendo un gran desconocido para familias, e incluso para algunos compañeros. De ahí, la importancia de enseñar, de mostrar y de compartir las experiencias que se realizan en el aula y de trabajar codo a codo con las familias. 

Este curso, al igual que los anteriores de la etapa, debe estar lleno de experiencias que fomenten el juego, el movimiento, la curiosidad, el asombro, la imaginación, la creatividad, la capacidad de investigación y descubrimiento,  el respeto, el autoconocimento y proporcionar propuestas que fomenten y estimulen las distintas capacidades de nuestro alumnado. Experiencias emocionantes que hagan que los pequeños estén deseando volver a clase al día siguiente para continuar aprendiendo sin darse cuenta de que lo están haciendo. No podemos forzar aprendizajes para los que los niños aún no estén preparados, ni debemos alimentar ni abusar del trabajo de las tradicionales “fichas” manteniendo a los alumnos sentados mucho más tiempo del que pueden y deben estar.

Ahora que comienza el curso, defendamos esta etapa, el importante valor que tiene en la vida de un niño y concienciemos a familiares y compañeros de todo lo que se tiene que trabajar en ella que es muchísimo y crucial para el desarrollo de los niños y para la consecución de aprendizajes posteriores. Consigamos una Educación Infantil de calidad, respetando la infancia y acompañemos desde la calidez los  aprendizajes en estos años.

Compañeros y compañeras, no “primaricemos” la Educación Infantil. Al contrario, hagamos de Primaria una continuación de esta maravillosa etapa. Trabajemos respetando las características psicoevolutivas de nuestros alumnos y ofrezcamos experiencias que sean inolvidables para los pequeños y que desarrollen el potencial de cada uno de ellos . Y, sobre todo, recordemos que…

                                      ANTES, NO ES MEJOR

AL RECREOOOOO!!!

AL RECREOOOOO!!!

PACHÍN , PACHÍN , PACHÁN , VAMOS TODOS, VENGA YA!!

PACHÍN , PACHÍN, PACHÁN  AL RECREO A JUGAR…”

Y así cantamos los nenes de 3 añitos cuando llega la hora del recreo. Hacen su fila y nos vamos al patio…

Todos los espacios de la escuela infantil deben considerarse potencialmente educativos.

Los profesionales de la educación debemos planificar  los distintos lugares y espacios del recinto escolar, por lo que todos los criterios y opciones planteadas deben afectar al conjunto de espacios interiores y exteriores con que contamos.

 El espacio exterior, cada día va adquiriendo mayor protagonismo en la labor educativa y ya no solo contamos con el aula, también trabajamos en otros espacios.

El potencial educativo de este lugar de recreo, el tipo de actividades que en él suelen realizar los pequeños, el tiempo que permanecemos en el patio, los modos de interacción que permite y potencia, etc., los convierten en un escenario privilegiado de crecimiento y desarrollo para los niños y niñas y de OBSERVACIÓN PARA NOSOTROS , LOS MAESTROS. 

Siguiendo las teoría de Piaget,que interrelaciona la ACCIÓN con las conductas motoras y los procesos cognitivos  , vamos a considerar los espacios exteriores como medio de conocer a las personas,como un punto en el que sacamos información muy valiosa que nos puede guiar en nuestra labor docente.

Nos encontramos ante niños en los que la manipulación, la experimentación, la observación, la atención, el juego, está constantemente presente, es un estadio

sensorial en estado puro. Los sentidos están a flor de piel, están en constante funcionamiento.

Se van conociendo  a ellos mismos, a sus iguales, a los adultos y el espacio en el que se mueven, por lo que un espacio con elementos que  vayan conociendo y que sean adecuados, además de esa necesidad propia que tienen  los nenes de estas edades de moverse y sentir placer por el movimiento al aire libre, puede convertirse en un cóctel maravilloso, en el que se garantice un sano y equilibrado desarrollo psicomotor.

EL MOVIMIENTO SE DEMUESTRA…. SALTANDO, ANDANDO, BAILANDO, JUGANDO, SINTIENDO…….

Hace unos días, antes de las vacaciones de Navidad estuvimos trabajando en el aula el concepto  lleno y vacío.

Al salir al patio,al recreo, los  niños, sin que yo les dijera nada, me mostraban ejemplos de  lleno o vacío con los propios cubos con los que estaban jugando. Unos me decían que lo llenaban de “comida” para los toros, otros que iban hacer una tarta …y otros simplemente, sentían el ” placer ” de coger la pala y echar arena en el cubo, lo estaban llenando de arena…..

Son momentos mágicos, momentos llenos de muchísima información , son MOMENTOS MARAVILLOSOS!!!! 

Les encanta correr, saltar, … y aquí están jugando a “los toros”. Hacen su pequeño refugio , con carretillas y se meten dentro cuando el “torete”, que está fuera, va a por ellos.

Aquí ya estamos trabajando  el concepto, dentro – fuera. En el aula lo  habíamos trabajado también.

Otro día, mientras estábamos en el recreo, uno de los nenes de 3 años viene  hacia donde yo estoy, me mira y no me dice nada, entonces lo miro y le digo :”¿qué pasa David?”, y me contesta: “Seño, he hecho la U del lobo”, y digo, ¿sí,?, muy bien. ¿Dónde , a ver enséñamela”.. “Mira seño , aquí” y le digo : “Muy bien, fenomenal, eres un campeón. Oye y cómo la has hecho? Y empieza a señalarme cómo la había hecho y a explicármelo…”he cogido la pala y he hecho así…”  

” David, eres un campeón, muy , muy bien esa U” termino diciéndole.

Semana de la Evaluación MYU. LA DIANA ;)

Semana de la Evaluación MYU. LA DIANA ;)

En algunas partes de nuestro país ya hemos comenzado el tercer trimestre y en otras se hará en breve y desde nuestra asociación nos gustaría lanzar una campaña semanal sobre EVALUACIÓN. Desde hoy y hasta el domingo iremos publicando artículos y contenidos sobre dicho tema.

¿Por qué tratar la evaluación a comienzos de trimestre? Precisamente porque suele tener una connotación de final sumativa que no corresponde al verdadero significado de evaluar que debería ser continuo y una parte más del cotidiano aprendizaje ¡Empecemos hoy con una técnica muy efectiva!

Pero antes, reflexionemos ¿Es lo mismo calificar que evaluar? A menudo confundimos conceptos, siendo diferentes. Por un lado calificar es un juicio de algo concreto y por otro, evaluar es global, continuo y sistemático. Nuestro alumnado necesito una evaluación que genere aprendizaje y no aprender para ser evaluado.

Tras reflexionar, hacemos una breve aproximación a los tres tipos básicos de evaluación: heteroevaluacion, coevaluación y autoevaluación.

1. Heteroevaluación: el docente evalúa al alumno, generalmente con métodos más tradicionales como un control escrito (todo es necesario, pero no es la única vía)
2. Coevaluación: los alumnos se evalúan entre ellos mismos, aportándose información de un modo sistemático (no es sencillo, pero es posible con entrenamiento)
3. Autoevaluación: mirarse a sí mismo y ser consciente de dónde estás y a dónde vas.

A continuación, os presentamos una técnica didáctica bastante útil para la autoevaluación ( en ocasiones también utilizado en coevaluación) “LA DIANA”.

¿Qué es? Un recurso sencillo, claro y visual para evaluarse, que funciona desde el primer día y no requiere demasiado tiempo. A los alumnos les encanta y resulta efectivo a la par que divertido.

CARACTERÍSTICAS: Generalmente, la diana se presenta formada por círculos concéntricos que representan diferentes niveles de consecución, siendo los más altos los externos y por el contrario, de menor calidad los más cercanos al centro. En las porciones se pueden escribir los objetivos trabajados, contenidos o hilos conductores de un ABP. Conforme el alumno ha entendido mejor el contenido va coloreando más círculos de las porciones, quedando reflejado al finalizar.

Aquí podéis ver un ejemplo realizado y descargaros a continuación el recurso en blanco para poder usarlo directamente en vuestras aulas.

Diana de Evaluación MYU

¡Por la semana de la EVALUACIÓN en Míranos y únete! @peter558ct @unmaestrodepri

 

MUJERES EN EL ESPECTRO AUTISTA: VISIBILIZANDO LO INVISIBLE.

MUJERES EN EL ESPECTRO AUTISTA: VISIBILIZANDO LO INVISIBLE.

Sin duda alguna, en los últimos años el estudio e investigación en relación a los Trastornos del Espectro del Autismo (TEA) ha ido en aumento, permitiéndonos por un lado mejorar las prácticas profesionales relacionadas con esta condición y por ende, mejorar la calidad de vida de las personas con TEA y su entorno, que es en realidad lo fundamental.

Parte de este avance ha estado orientado a la investigación del autismo femenino, el gran olvidado durante décadas.

Hasta hace muy poco la estadística nos decía que la incidencia de autismo en mujeres era de 1:4, es decir, una por cada cuatro hombres; mientras que si hablamos de autismo de alto funcionamiento (Síndrome de Asperger en manuales anteriores al DSM-V) la incidencia es aún menor, representada por 1:8, es decir, una mujer por cada ocho varones.

Estos datos nos llevaron a formular cuestiones como “¿Por qué el autismo se manifiesta en menor medida en las mujeres?” o “¿Qué diferencias existen para que la prevalencia sea mayor en los hombres?”.

Imagen recuperada de Federación Autismo Madrid

En la actualidad, pese a que el número de diagnósticos a mujeres dentro del espectro continua siendo menor que en los hombres, se ha demostrado que uno de los principales factores de esta diferencia han sido los grandes sesgos de sexo/género en los estudios de investigación, puesto que la muestra de mujeres en este tipo de investigaciones ha sido muy escasa, e incluso nula en ocasiones. Evidentemente, resulta muy complicado hablar de las características del autismo femenino sin contar con mujeres en los estudios…

Además de este importante sesgo en la investigación, debemos tener en cuenta dos criterios importantes que han dificultado la identificación y diagnóstico del autismo femenino hasta el momento:

  • Diferencias en la actividad cerebral: el estudio “Neural self-representation in autistic women and association with compensatory camouflaging” (su traducción al castellano “Autorepresentación neuronal en mujeres autistas y asociación con enmascaramiento compensatorio”) señala que existen diferencias en personas con autismo dependientes de su sexo/género. En este estudio, se determina que el área social tiene una mayor actividad cerebral en mujeres, dando lugar a conductas socialmente más adaptadas y por tanto más desapercibidas, lo cual provoca una dificultad en la identificación y diagnóstico.
  • Enmascaramiento: con este término se ha hecho referencia a las conductas, que de forma estratégica las personas autistas/con autismo (principalmente mujeres) han desarrollado para minimizar las consecuencias de la visibilidad del TEA en sus relaciones sociales. Este enmascaramiento también ha dificultado la identificación y diagnóstico en mujeres autistas/con autismo sin Discapacidad Cognitiva.

Concienciar sobre estas diferencias ya reconocidas es fundamental para mejorar la práctica clínica y diagnóstica con mujeres autistas/con autismo. En esta línea, nace en febrero de 2018 en nuestro país CEPAMA, Comité para la Promoción y Apoyo de la niña y Mujer Autista. 

Gracias a CEPAMA y el gran movimiento que está realizando por visibilizar y dignificar a la mujer autista/con autismo, se han realizado recientemente dos actos relevantes.

Por un lado, la aprobación de la PNL (Proposición No de Ley) en el Congreso de los Diputados “Las Mujeres en el TEA, doble discriminación” (pág. 5). A través de esta propuesta se solicita una mayor investigación estadística sobre género en el autismo, así como la activación de protocolos orientados a la protección de la mujer con TEA, ya que presenta una doble vulnerabilidad.

Nunca olvidaré una de las frases de Carmen Molina (coord. CEPAMA) en la Jornada Gratuita de Lleida 2018 #StopMMS:

 

Ser mujer no es fácil. Si además se tiene algún tipo de diversidad, menos aún.

Por otro lado, en junio de 2018 se llevó a cabo la jornada “Mujeres autistas: desde dentro del espectro”, primer acto de nuestro país en el que mujeres con TEA ponen voz y experiencia al autismo femenino: diagnóstico, maternidad, mundo laboral, etc.

Si te perdiste esta maravillosa jornada, ¡no te preocupes! Puedes informarte de todo lo ocurrido en el libro que está a punto de publicarse. Nosotros ya tenemos el nuestro reservado y estamos deseando que se haga el lanzamiento.

Clic en la imagen para acceder al punto de venta

Sin duda, en nuestra revolución feminista lucharemos por los derechos de todas, por una mayor concienciación sobre la doble vulnerabilidad y por un proceso de diagnóstico e intervención digno.

¡ESTOY CONTIGO!

Pin It on Pinterest