10 tips emocionales

¡Compartir es unirte al movimiento!

Comienza el curso ayudando a tus alumnos a gestionar las emociones

Cada vez somos más los docentes que consideramos muy importante la gestión emocional en el aula, más bien, enseñar a nuestros alumnos a gestionar sus emociones. Además, ante el propio conocimiento de las emociones, aprendemos a entender las de los demás, empatizamos, lo cual nos ayuda a tener una buena salud social, vínculos entre iguales. Una buena gestión emocional ayuda a los alumnos ante el aprendizaje a través de un buen rendimiento que se consigue con esa buena gestión de las emociones. Además, si trabajamos con ellos desde el primer día, podremos ayudarles a evitar muchos conflictos.

“Es muy importante entender que la Inteligencia Emocional no es lo opuesto a la inteligencia, no es el triunfo del corazón sobre la cabeza, es la intersección de ambas”

David Caruso

Hablando de emociones, merece la pena entender su origen y hablar de lo que se conoce como hipótesis del cerebro triple (MacLEan, 1970). El primero sería el tronco encefálico (cerebro reptil) que controla las funciones básicas (respiración, ritmo cardíaco…), el segundo sería el emocional (cerebro límbico) que sería el que conecta la experiencia actual con las funciones básicas (con el reptiliano) y por último, sería el cerebro racional, con estructuras que regulan las emociones que se crean a partir de percepciones e interpretaciones del ambiente. En este orden, primero sentimos algo y luego razonamos (primero sentimos el dolor de un pisotón y seguidamente que nos han pisado).

También es importante conocer que la amígdala es la parte del cerebro donde se controlan las emociones (https://www.psicoactiva.com/blog/papel-la-amigdala-las-emociones/). Si se separa, perdemos la capacidad de analizar el significado emocional de los acontecimientos y se afecta a la memoria, ya que es ella la que guarda los recuerdos ligados a nuestras emociones, tanto los felices como los traumas. Incluso, sin la amígdala, perdemos la capacidad de secretar lágrimas. Además, en la amígdala, se graban directamente los recuerdos de la infancia, de nuestros alumnos, sin un proceso verbal que los respalde y que, a veces, de mayores suelen surgir sin que muchas veces podamos controlarlo. (ampliar lectura: http://www.neurowikia.es/content/bases-neurobiologicas-de-las-emociones)

Vamos con los 10 tips emocionales

Tip 1: ClassDojo, recogiendo emociones (y sentimientos)

Esta actividad es muy sencilla. Se trata de llevar a cabo un control inicial de cómo entran nuestros alumnos al aula por la mañana, tras el recreo y cuando se vayan a ir a casa.  Para recoger su estado emocional en ese momento, os recomiendo utilizar la herramienta ClassDojo. Aunque es para trabajar más a nivel conductual, la podemos usar para trabajar las emociones. https://www.classdojo.com/es-es 

En esta actividad, podemos mezclar los sentimientos, por lo que tenemos que tenerlo en cuenta. También es posible hacerlo, es incluso más sencillo, porque el definitiva, el sentimiento es el resultado de una emoción.

classdojo_emocional

Tip 2: Mi diario emocional

Se trata de que cada alumno tenga un cuaderno en el que recoger su estado emocional. Se puede hacer de muchas maneras, pero es recomendable que se integre siempre un apartado que diga ¿cómo lo he gestionado?. Al final, podemos tener un diario en el que el propio alumno recoge sus experiencias y sobre todo, su gestión. Se pueden añadir pegatinas para identificar las emociones y poner la que corresponde en la hoja en la que escribamos (ejemplo: cada hoja para una emoción donde haya un espacio para la pegatina). Aquí puedes descargar mi hoja modelo: hoja modelo diario

diario_emocional

Aquí puedes descargar mi hoja modelo: hoja modelo diario

Tip 3: el cuerpo me cuenta

En esta actividad se les pide a los alumnos que se fijen en sus familiares cuando muestren enfado, alegría, miedo… 

El objetivo es que vean su cuerpo, sus gestos en la cara y hablar sobre lo que vemos que ocurre en todos ellos a la vez que comparamos con lo que les ocurre a los familiares de otro compañero. ¿Coinciden en gestos? ¿su voz es igual? ¿Cómo está su cuerpo?.

Se pueden recoger las características que comparten y además, hacerlo también en clase con los compañeros.

Tip 4: Palabras positivas familiares

Aunque para esta actividad hace poco realicé un post independiente, merece estar entres estos 10 tips emocionales. Os dejo el enlace al artículo “palabras positivas emocionales”: https://www.miranosyunete.com/primaria/palabras-positivas-familiares/

Tip 5: El niño caracol

Este es el libro de una gran compañera y amiga, Montse Vila Pla (autora). Es un libro en el que se trata el tema del acoso escolar a través de una buena gestión emocional. El propio libro lo dice claro en su portada “El acompañamiento produce el cambio”. Este libro es una de las Emoherramientas de Montse, para trabajar el desarrollo Socioemocional. Diferentes materiales para trabajar las habilidades emocionales, sociales y de autorregulación. Os dejo su web: www.montsevila.com

Tip 6: La silla de las palabras prohibidas

Aunque el nombre de la actividad hable de “palabras prohibidas”, realmente la silla es el lugar en el que se pueden decir aquellas palabras que muchas veces no nos atrevemos a decir a otra persona, esos halagos que a veces hacemos “por cumplir” y quedar bien con la otra persona porque parece que socialmente es lo correcto. Esto no es propiamente una actividad para trabajar las emociones, pero considero que es importante para saber gestionarlas al igual que para trabajar a nivel de sentimientos. se puede y se debe decir la verdad, lo que se piensa, pero sin herir los sentimientos de nadie. La actividad consiste en sentar a los alumnos en el suelo, a modo de asamblea y poner una silla en medio (es algo más bien simbólico) y que el alumno que quiera, pueda salir a decir aquello que en algún momento ha pensado pero que no se ha atrevido a decirle a otro compañero. 

La regla es que hay que decirlo sin herir a nadie, dirigiéndonos en concreto a una persona, argumentando por qué le digo eso. No vale sólo con soltar la frase y sentarse, hay que argumentar el por qué. El que recibe, no puede decir nada con palabras, sino que debe reflexionar con la cabeza y el corazón analizando aquello que a su compañero le ha gustado o no le ha gustado. Salen cosas muy bonitas como por ejemplo: niño A (en la silla) dice a niño B “no me ha gustado cuando me has dejado solo en el patio” o “me gustaría darte un abrazo porque se que lo has pasado mal”… No sabéis las maravillosas situaciones que se llegan a dar, y más todavía con alumnos de 1º y 2º de primaria, que son inocentes y no les suele costar ser sinceros.

Tip 7: Mi cara se emociona

Efectivamente nuestra cara es el reflejo de muchas de las cosas que nos pasan; de hecho, se dice que es el espejo del alma. En esta ocasión, vamos a jugar de manera individual. Utilizaremos un espejo para intentar representar cada una de las emociones viendo cómo nuestra cara cambia en cada una de ellas. También podemos hacer una actividad de mímica en la que un alumno tenga que salir al centro del grupo y representar una emoción y los demás descubrir cuál es.

Tip 8: Laberinto del alma

Este magnífico libro ilustrado de Ana Llenas te invita a pensar al igual que a tus alumnos. En el podemos encontrar emociones, sentimientos e incluso valores acompañados de una imagen que lo ilustra. A mi, me gusta trabajar con este libro de dos formas. 

La primera es presentando el dibujo y que ellos expliquen lo que ven, que representa para ellos, que les transmite. Después, leo la palabra y les pregunto sobre la misma, para que ellos me hablen y me cuenten lo que saben y lo que conocen. Después buscamos la relación que la autora o ilustradora querían trasladar a través de la imagen. Según la edad, después leo el párrafo que acompaña a la palabra.

Es un libro muy bonito para trabajar con cualquier edad, incluso adultos.

Tip 9: El caminar de las emociones

Esta actividad es un clásico de dos grandes profesionales Piedad Castellanos y Alicia Torres, que trabajan la gestión emocional. 

Empezamos a caminar por el espacio y les decimos a los alumnos que caminen tristes, después que caminen con asco, alegría…, es decir: “vamos a caminar alegres… y ahora vamos a caminar tristes”

A través del caminar, vemos cómo se identifican y representan las emociones de forma inconsciente en nuestro cuerpo, identificando rasgos concretos en cada una de ellas.

Después debemos analizar con los alumnos cómo hemos reaccionado a la hora de caminar cuando les planteábamos una emoción.

www.eseducacionemocional.com

Tip 10: ........................

No voy a poner nada en este apartado, pues lo que pretendo es que este tip sea el tuyo, el de todos vosotros que seguro, que de alguna manera, trabajáis la gestión emocional en el aula. ¿Te atreves a contarnos cómo? Por favor, déjanos tu actividad en los comentarios.

¡Compartir es unirte al movimiento!

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu correo electrónico y mantente informado de todas nuestras novedades.

También puedes apoyarnos a través de una donación.