AMARILLO, QUE TE PILLO

¡Compartir es unirte al movimiento!

  • “ Ay si es que esta niña pinta de negro todo, ay, y no sé…”

  • “ Ea, y que pinta todo de color naranja”

Hay ocasiones, que los maestros escuchamos estas frases o muy parecidas de las familias cuando vienen a hablar con nosotros.

Es cierto que los dibujos infantiles dicen mucho, pero de qué depende que un niño elija uno u otro color.

La elección del color por parte del niño cuando pinta sus dibujos puede depender de varios factores, desde su estado emocional, que los colores  estén en ese momento a su alcance, la forma del lápiz, el entusiasmo que despierte en él ese determinado color…

Es común que el niño elija un color influenciado por alguno de estos factores y no use el color considerado “correcto” por los adultos, ya que su principal intención es expresar sus gustos o divertirse.

Además, los niños pasan épocas en las que sienten fascinación por algún color en concreto, con el que pintan todo, sin que ello signifique nada más allá del simple placer de ver ese color plasmado en una hoja de papel.

No obstante, la interpretación de los dibujos infantiles requiere mucho tiempo, por lo que es aconsejable que sea un experto en la materia el que haga un adecuado análisis de la interpretación.

ACTIVIDADES CERRADAS Y ABIERTAS.

En clase trabajo con diferentes tipos de actividades, las que llamo cerradas y las abiertas.

Cuando me refiero a actividades cerradas me refiero a aquellas en las que, por ejemplo mostramos una lámina con un tomate y deben colorearlo de color rojo.

Previamente, trabajamos el color rojo con material, alimentos etc, como por ejemplo, unos tomates reales. Vimos  el color, unos eran rojos, otros entre rojos y verdes, los olimos, incluso alguno se atrevió a saborearlo, es decir pusimos nuestros sentidos en funcionamiento. Experimentamos, manipulamos y sentimos.

La actividad cerrada consiste en colorear el tomate de color rojo. Con esta actividad no fomentamos la creatividad, más bien la limita.

En cambio, las actividades abiertas nos ofrecen libertad, damos unos materiales y unas indicaciones, sin marcar un objetivo, solo con la intención de  que el niño EXPLORE Y MANIPULE EL MATERIAL A SU MANERA  A TRAVÉS DE SU CREATIVIDAD E IMAGINACIÓN. 

Con las actividades abiertas fomentamos el espíritu crítico, la autoconfianza, la imaginación, atención y creatividad. Se aprende a través de la EXPERIMENTACIÓN, OBSERVACIÓN Y MANIPULACIÓN.

“El verdadero motor de la creatividad es el afán por el descubrimiento y la pasión por el trabajo en sí”. Sir Ken Robinson.

TRABAJANDO EN CLASE

Estas semanas hemos trabajado el color amarillo con los nenes de 3 años.

Vimos materiales, alimentos, objetos de color amarillo. El plátano del almuerzo, el limón, el patito de goma, los platos de la cocinita, vasos, tenedores….etc. Indicamos cosas que había en el aula de color amarillo, las construcciones, las regletas, los pompones, la mochila…etc

Y trabajamos composiciones libres, aquí puse en marcha una de las actividades abiertas de las que he hablado anteriormente.

Les ofrecí diferentes materiales de color amarillo, papel de seda, papel pinocho, gomets, lana, goma eva, ceras amarillas, rotulador amarillo, témpera etc y pegamento (el cual  ADORAN, muuucho, jajjaa).

Y así quedaron sus obras…

¡Compartir es unirte al movimiento!

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu correo electrónico y mantente informado de todas nuestras novedades.

También puedes apoyarnos a través de una donación.