CAMPAÑAS SOLIDARIAS EN LOS CENTROS…ALGO QUE HACE MUCHA FALTA.

Este es un post que escribo para hacer ver la importancia de enseñar a nuestro alumnado que si se quiere mejorar el mundo, ( aunque sea un poquito), se puede hacer.  Me encontraba trabajando el proyecto de los piratas en Educación Infantil y una alumna me preguntó qué le pasaba a los niños que constantemente veía en la televisión.

Tras una asamblea preguntando qué sabían, muchos habían visto fotos en las noticias, o imágenes que no entendían del todo y que de alguna manera  u otra necesitaban respuestas.

Les pregunté qué se podría hacer para ayudarles y con toda la naturalidad del mundo contestaron cosas como:

– Mi padre es mecánico, les puede arreglar los coches y así no caminan tanto.

– Mi familia puede arreglarles el  techo que está roto.

– Yo puedo compartir mis juguetes con los niños que no tienen.

– Mi madre les sabe hacer ropa nueva…..

Viendo estas respuestas  que daban con tanto cariño y naturalidad, me pregunté qué pasa por nuestras cabezas cuando crecemos que nos vamos haciendo más insensibles y menos empíricos con el mundo que nos rodea.  Les comenté si querían hacer algo para ayudarles y me contestaron con un sí rotundo.

Ahora era tarea mía hacer ese cometido realidad. Busqué información sobre Fundaciones que aceptaran nuestra colaboración y contacté con la Fundación de Ayuda al Pueblo Sirio.  Me comentan que si queremos podemos hacer una campaña solidaria de recogida de mantas, y eso fue lo que decidimos hacer.  

Todo comenzó siendo una tarea de fin de semana, traer una manta, la que fuera, y enviarla con una carta de cariño hacia la persona que la recibiera.  Poco a poco mis alumnos comenzaron  a animar a toda la Comunidad Educativa, instituciones, hoteles,  otros colegios de la isla,  etc… Los medios de comunicación nos arroparon muy bien y nos dieron voz, para que todas aquellas personas que quisieran ayudar pudieran hacerlo.

Al final conseguimos mandar a Alepo más de 960 mantas.

Los alumnos me ayudaban a llevar el recuento, en inglés preparamos las cartas para que los voluntarios pudieran  explicárselas,  algunos alumnos les ponían colonia para que olieran muy bien y otros de forma camuflada metían alguna prenda de ropa de bebés como detalle, para hacerles llegar  que tras esa terrible situación no estaban tan solos.

El mensaje que se envió fue precioso, tenemos un vídeo de cómo nos dan las gracias desde allí y lo más importante, es que el alumnado se ha dado cuenta de que siempre que se quiera ayudar se puede hacer. Hay muchas manera de ayudar, pero si se quiere, siempre se encuentra la manera. Creo que el aportar cosas, y que no sea siempre dinero, les hace ver la ayuda que están dando.

Les animo a pensar ¿qué pueden hacer desde hoy para mejorar el mundo en el que vivimos?

Si ya lo pensaron, no temas y lánzate…. hay mucho, mucho que arreglar en este planeta y mejorar las condiciones en la que van a vivir nuestros alumnos e hijos.

¡GRACIAS POR LEERNOS!