ENERO DE PAZ

Se acabaron las Navidades,  no sin antes recibir la visita de sus Majestades de Oriente los cuales nos han  dejado la mayor de las colecciones de juguetes de moda o el “cacharro tecnológico anti molestias” más avanzado del mercado.

He tardado en escribir este post pues quería documentarme de primera mano sobre la cantidad y calidad de regalos que los niños de mi cole han recibido. Créanme, la encuesta en niños de 3 a 5 años es bastante amplia y he podido comprobar que… se nos va de las manos.

Obviamente yo no soy nadie para decir qué necesitan los niños en cada casa, aunque repercuta directamente en mi trabajo en clase, pero si puedo hablar sobre lo que necesitan en clase que repercute directamente en casa.

Se merecen, y “necesitan” todo, todo, todo lo que le han traído los Reyes Magos, y Santa Claus y el regalo de la visita de turno, y el “toma estos tres regalos más para que todos los nietos tengáis la misma cantidad”, el regalo de la tita de Cuenca que aún no conoce al niño pero todos los años le envía un paquete para quedar bien…

Todo estos bienes materiales pues son eso, materiales, pues están bien si, pero podríamos aprovechar la Navidad y el próximo Día de la Paz para hablar de solidaridad, ayuda a los demás, colaboración, igualdad, materialismo, empatía…

¿Hemos pensando en los más necesitados en nuestra carta? ¿Hemos pedido, aunque sea por pedir, por el mero hecho de solo desearlo, la Paz en el mundo? ¿Qué todos los niños sean felices? ¿Qué no existan las maldades que existen?…

Días antes de la Navidad hacíamos la operación kilo donde todos traían gran cantidad de bolsas de comida para los “pobres”, pues sería genial si continuamos la racha de buenas acciones no solo en plano material en forma de lentejas y garbanzos, sino también en nuestro interior, para acto seguido transmitirlo a nuestros hijos/alumnos.

 Quizá, y espero que no sea una utopía navideña de las mías, si empezamos desde ya a que los niños pidan también para los demás en un futuro jamás haya que volverlo a pedir.

¡GRACIAS POR LEERNOS!