¿ENSEÑAR A TRAVÉS DE LA LITERATURA?

Desde hace unos años estamos viviendo el boom de la literatura infantil y es que parece que tenemos un montón de libros para, libros para superar el miedo, libros para luchar por los sueños, libros para aprender a compartir… A veces estamos convirtiendo la literatura infantil en libros de ayuda para padres y maestros en vez de utilizarla como recurso de entretenimiento y aprendizaje para los más pequeños.

Desde mi punto de vista el contacto con los libros es esencial desde que nacemos pero siempre utilizando esto por y para la persona que lo disfruta y no para conseguir un objetivo del adulto.

Desde nuestro nacimiento escuchamos rimas, nanas, historias, cuentos y es labor del adulto poner en manos del pequeño libros para fomentar el gusto por la literatura.

Pero también debemos ser ejemplo si ponemos en sus manos un millón de libros pero nosotros lo único que leemos es la etiqueta de champú cuando estamos en el baño no seremos un gran ejemplo y cabe la posibilidad de que nuestros pequeños desistan.

De igual modo tampoco debemos saturar ya que podrían coger cierta manía a los libros y abandonarlos temporal o definitivamente y algo debemos tener algo claro, no hay niño al que no le guste leer, hay niños que todavía no han encontrado su libro perfecto.

 

Desde las primeras etapas aprendemos a partir del lenguaje y por ello debemos crear un entorno educativo y alfabetizador lleno de imágenes y vocabulario excitante y esto lo ofrece muy adecuadamente la literatura infantil.

 

Esta literatura produce en nosotros un desarrollo de la imaginación, por este motivo desde que somos pequeños utilizamos los libros como juego, diversión y entretenimiento pero con ella aprendemos a leer y a escribir, desarrollamos nuestros valores y nuestra imaginación, conseguimos un enriquecimiento personal, acercamiento del contexto social, contacto don diferentes mundos, etc.

 

Por todo lo anterior dentro de las primeras actividades del niño se encuentra la utilización y el disfrute de la literatura infantil y más en concreto el cuento. Los niños/as, desde edades tempranas, muestran interés por mantener contacto con elementos literarios los cuales activan en ellos la capacidad crítica y de expresión de ideas y emociones.

 

Además de todo esto la literatura es un recurso muy polivalente y que atiende a la diversidad ya que es útil para todo tipo de alumnado y es tremendamente difícil encontrar un material que podamos utilizar sin adaptación con alumnado con dificultades de aprendizaje, con problemas de socialización o cualquier otra casuística ya que a través de imágenes y de un lenguaje apropiado producirá en cada niño/a aprendizajes realmente útiles. 

Los problemas de aprendizaje y socialización afectan a los niños/as y a aquellos que se encuentran a su alrededor y esto puede producir actitudes de rechazo a la escuela,  a través de la literatura podemos conseguir desarrollar habilidades que les permitan una mayor socialización y a su vez el desarrollo de otras habilidades académicas. Con la literatura conseguimos que la historia que contamos tenga sentido para ellos y se sientan identificados y posteriormente ellos mismo extrapolarán esta enseñanza a la vida real en el aula y en su contexto habitual.

Actualmente encontramos literatura para casi cualquier tema y a través de un cuento o álbum ilustrado podemos conseguir anclar un contenido y ofrecer a los niños actividades como debates, reflexión, aumento del vocabulario, actividades cooperativas, entre otras. ¿Todavía no te convence el uso de la literatura en Etapas como Educación Infantil y Primaria?

Leer con niños aumenta sus conocimientos y su comprensión escrita y oral, así como su vocabulario y todo esto de un modo tan lúdico que aprenderán sin darse cuenta. A través del disfrute adquirirán enseñanzas y habilidades.

De igual modo podremos trabajar temas que quizás sea costoso hacerlo de otro modo como la muerte, la amista o la autoestima y todo ello de manera cercana y amena, poniendo al lector en el lugar del protagonista de la historia ya que encontraremos personajes tan parecidos a nuestros pequeños que se sentirán identificados con sus emociones, situaciones y sentimientos.

Por otro lado es un recurso no sólo escolar sino que la lectura es una actividad que al igual que podemos realizarla en el aula de manera didáctica podemos utilizarla como entretenimiento en nuestro tiempo de ocio y siempre habrá algo nuevo que aprendamos de ella y como siempre se ha dicho “El saber no ocupa lugar”

 

Entonces nos deberíamos plantear una pregunta ¿es recomendable enseñar con la literatura? Por supuesto que sí pero siempre teniendo en cuenta que debemos utilizarlo como un elemento de ocio y aprendizaje sin sobrepasar esas dos líneas. Se trata de un recurso muy útil, lúdico y con el cual aprender muchas cosas sin tener como objetivo aprenderlas, ya lo decía Dickinson “Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro” y que mejor para aprender que un buen viaje. 

¡GRACIAS POR LEERNOS!