DÍMELO CON IMÁGENES (O COMO SOMOS APRENDICES VISUALES)

¡Compartir es unirte al movimiento!

Para empezar, vamos a pedir que uses tu imaginación. ¿Preparad@? Estamos de viaje a algún país extranjero. Nuestro espíritu aventurero se ha adueñado de nosotr@s y nos hemos puesto la mochila a la espalda y nos hemos lanzado a la aventura. Estamos entusiasmad@s. Llegamos a tierra firme y lo primero que queremos hacer es degustar un plato típico y poder experimentar un mundo de sensaciones. Nos dirigimos a la primera persona que nos encontramos y comenzamos a hablar pero…, no entendemos nada de lo que nos dice (al igual que la otra persona no ha entendido nada de lo que hemos dicho). Le preguntamos a otra persona que pasa y nos ocurre lo mismo. Y otra. Y otra. Y así sucesivamente. ¿Qué frustrante, verdad?

 

Esta sensación que acabas de experimentar le ocurre a muchos y muchas peques en las aulas de los diferentes colegios cuando les explicamos las cosas. Son dificultades invisibles porque, aparentemente, “comprenden todo”, pero parte de la información que están recibiendo no les llega, o les llega distorsionada. Pero la solución es más sencilla de lo que parece y, además, no sólo se beneficiarán de ella aquell@s peques con dificultades de la comunicación o del lenguaje; es una herramienta potentísima para cualquier otro peque. Nos estamos refiriendo a los apoyos visuales.

¿Y qué son los apoyos visuales? Pues no son más que sistemas que nos ayudan a que la información se procede de un modo más adecuado, bien sea a nivel de comprensión como de expresión. Es decir, al recibir la información por una doble vía (la visual y la auditiva), pueden organizarla mejor y emplearla, a su vez, para intercambios comunicativos siempre que sea necesario.

Una de las grandes ventajas es que las imágenes permanecen en el tiempo mucho más que la palabra, siendo necesario, a su vez, un menor nivel de abstracción (aunque siempre ajustándose al nivel evolutivo del peque, ya que algunos se beneficiarán mejor de fotografías, otros de dibujos y otros incluso de objetos reales). Pero no sólo las imágenes son consideradas apoyos visuales, ya que los gestos de la comunicación bimodal o los apoyos para la producción de fonemas también son herramientas visuales que facilitan la adquisición de aprendizajes tales como vocabulario, gramática o conciencia fonológica.

¡Compartir es unirte al movimiento!

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu correo electrónico y mantente informado de todas nuestras novedades.

También puedes apoyarnos a través de una donación.