Diversidad Familiar en las aulas.

Diversidad Familiar en las aulas.

¿Existe un día para reconocer el papel de las familias en la sociedad? Pero, ¿qué es una familia? ¿De qué hablamos cuando decimos “Diversidad Familiar”? ¿Cómo podemos abordar este tema en las aulas?

Desde que en 1993 la Asamblea General de las Naciones Unidas lo proclamara en su resolución 47/237, cada 15 de Mayo se celebra el Día Internacional de la Familia.

Este día pretende concienciar a la sociedad sobre el papel tan importante que juegan las familias en la educación de las personas en edad infantil. Además, y debido a la evolución y cambio social, también está sirviendo para visibilizar que como en cualquier ámbito de la vida, la diversidad también está presente en torno al concepto FAMILIA.

¿Qué dice la RAE?

Según la Real Academia de la Lengua Española, el concepto FAMILIA hace referencia a lo siguiente:

“Grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”

Diccionario de la Lengua Española.

Se trata de una definición clara y concisa. En ningún momento se menciona que la unidad familiar deba estar constituida únicamente por una pareja formada por un hombre y una mujer.

Entonces, ¿Por qué estamos dejando fuera a nivel social a tantas otras unidades familiares? ¿Por qué no hay una mayor visibilidad de otro tipo de unidades en los libros de texto? ¿Por qué no se hace mayor hincapié en crear conciencia respecto a la Diversidad Familiar?

Aunque cada vez existe una mayor cantidad de materiales respecto a la Diversidad Familiar, principalmente en la literatura infantojuvenil, es de sobra conocido que como docentes debemos hacer un poquito más.

Para ayudarte en esta tarea, hemos creado dos juegos interactivos que nos ayuden a visibilizar diferentes modelos familiares y concienciar sobre la Diversidad Familiar en las aulas, y por supuesto ¡también en casa!

¿A qué vamos a jugar?

  • MEMORY DE LAS FAMILIAS: el primer juego que te presento es una adaptación del clásico juego de mesa “Memory”. En este juego, la persona deberá encontrar las diferentes parejas de familias, con dos niveles de dificultad.
  • RULETA DIBUJA – FAMILIAS: el segundo juego se ha puesto muy de moda en los últimos días en redes sociales, y no queríamos dejar pasar la oportunidad de aprender a elaborar este recurso y ofrecéroslo. Se trata de una ruleta repleta de personajes para que a través de un número determinado de tiradas, puedas dibujar diferentes familias.

Espero que estos dos recursos os ayuden a seguir trabajando la Diversidad Familiar. Para que no tengas ninguna duda de como utilizarlos, hemos creado este vídeo en nuestro canal de YouTube.

https://youtu.be/u0oXcDdNFTc

Además, y para terminar, queremos compartir contigo este webmix de Symbaloo que hemos creado: https://www.symbaloo.com/mix/diversidadfamiliar1

En él, podrás encontrar una recopilación de vídeo-cuentos relacionados con la Diversidad Familiar. ¡Puedes utilizarlos como quieras!… Visionado en grupo, charlas, debates, como apoyo visual para trabajar el tema en el aula, o simplemente como ocio inclusivo.

¡Disfruta, juega, aprende… pero sobre todo… RESPETA LA DIVERSIDAD!

USO ADECUADO Y SEGURO DE LA MESA DE LUZ

USO ADECUADO Y SEGURO DE LA MESA DE LUZ

En los últimos dos años, principalmente, ha habido un “boom” en la utilización de la mesa de luz, tanto en los centros educativos como en algunas casas. El hecho de haber aumentado la utilización de este recurso, ha hecho que se incrementen también algunas prácticas inadecuadas en el uso del mismo, y que estas prácticas se extiendan, principalmente, a través de las redes sociales o entre compañeros mediante el “boca a boca”.

Como sucede con cualquier elemento o recurso innovador, lo principal antes de usar la mesa de luz es la formación e información que debemos tener: origen y base pedagógica, cómo es, instrucciones de uso, características técnicas, posibilidades, finalidad, recomendaciones, cómo introducirla en el aula, materiales apropiados, etc. Hay que tener en cuenta que es un recurso con luz, que es delicado, que no es un juguete y que si no se usa adecuadamente y los materiales no son adecuados puede provocar consecuencias negativas en la salud de los pequeños, sobre todo a nivel visual, por lo que NO todo vale; puesto que lo principal es la salud e higiene visual de los niños cuando la usen. Son innumerables los ejemplos que podría poner de malas prácticas en redes, blogs, etc. En los últimos meses, hemos visto tremendas barbaridades. En la siguiente imagen hay sólo cuatro ejemplos, podría haber puesto cientos.

¿Qué cosas no debe tener una mesa de luz?

Algunos de los aspectos más preocupantes sobre el uso de materiales y prácticas inadecuadas en la mesa de luz, se podrían resumir en los siguientes puntos:
  • No se deben hacer mesas de luz con recipientes de plástico, tuppers o cajas de almacenamiento transparente.
  • Las luces de Navidad no se pueden usar en la mesa de luz.
  • No se puede usar como superficie de la mesa cristal pintado, ni la tapa de la caja de plástico forrada de papel vegetal o cosas similares
  • No es recomendable su uso con menores de 18 meses. La edad más adecuada es a partir de los dos años.
  • Al contrario de lo que se piensa, no es adecuado usarla con la sala completamente a oscuras.
  • No debemos dejar a los niños nunca solos.
  • No se debe usar más de 20 minutos seguidos.
Ofrecemos cursos de formación, publicamos y hay publicados artículos al respecto, compartimos buenas prácticas. Por ello, es necesario hacer uso de nuestro sentido crítico, de la responsabilidad y de la profesionalidad. Ser capaces de cuestionarnos las cosas que vemos en redes, en internet, en blogs. Y sobre todo, formarnos antes de llevar a cabo cualquier aspecto innovador al aula. Un recurso innovador sin la formación previa adecuada, se queda vacío de significado.

¿Qué características debe reunir una mesa de luz para ser adecuada al uso con los niños y niñas?

Puedes hacer tu propia caja o mesa de luz , siempre que reúna las características técnicas adecuadas. Si tienes dudas, consúltanos o contacta con un artesano o tienda especializada en su venta. Una buena mesa de luz adecuada para el trabajo con los pequeños debe cumplir las siguientes características:
  • El continente debe ser de madera (o derivados). Es el material más adecuado para fabricarla.
  • La superficie de la mesa debe ser de mettacrilato opal blanco, de 5mm de grosor.
  • Las luces deben ser leds (por supuesto, homologadas). Hay distintos sistemas, siendo los más usados el RGB y RGBW.
  • Los leds deben tener un IP65 para que sean impermeables y garanticemos la máxima seguridad.
  • El sistema de leds debe tener mando para regular la intensidad de la luz.
  • La mesa debe estar siempre protegida cuando hagamos determinadas actividades con líquidos u otros materiales. Para ello, usaremos un protector transparente para ponerlo encima del metacrilato.
  • La distancia entre los leds y el metacrilato debe se,r al menos de 10 cm.
  • La luz debe estar repartida uniformemente por toda la superficie.No debe haber sombras.
Por último, ¡cuidado con las mesas que incorporan la luz negra! De momento, todos los estudios avalan que la luz negra es perjudicial para la vista en la mesa de luz y, por lo tanto, no se debe usar. El motivo es que la luz negra debe usarse a una distancia de 1,5 o 2 metros y nuestros niños juegan en la mesa de luz a una distancia mucho menor (aproximadamente unos 20 o 30 cm). De todos modos, en las mesas con luces de colores, el color azulado-violeta, produce un efecto muy similar a la luz negra.

Esperamos que os resulte útil este artículo. Estas recomendaciones están basadas en estudios e informes, en años de experiencia usando este recurso y en formación e información sobre su uso.

ESCRITURA SENSORIAL: Bandejas de escritura Montessori.

ESCRITURA SENSORIAL: Bandejas de escritura Montessori.

¿Es posible continuar trabajando en casa pese a la situación que vivimos? ¿Realmente las actividades basadas en el juego favorecen el aprendizaje? ¿Por qué es más efectiva una actividad sensorial que repetir mil “fichas”?

Sin duda, una de las principales demandas que nos estamos encontrando a lo largo del confinamiento, es la necesidad por parte de las familias de alumnado con neurodiversidad de encontrar actividades “curriculares” que puedan realizar en casa.

Debemos tener en cuenta, que un alto porcentaje de las personas con neurodiversidad muestran dificultades para generalizar aprendizajes y rutinas a nuevos contextos.

(más…)
El papel de los factores no cognitivos en la formación online

El papel de los factores no cognitivos en la formación online

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

MENTALIDAD Y APRENDIZAJE

¿Qué es, pues, lo que permite avanzar a unos ante problemas y retos, mientras que otros se quedan rezagados?

Según las investigaciones las creencias que capturan la esencia de los factores no cognitivos que afectan positivamente al aprendizaje de forma más determinante son:

1. Yo pertenezco a esta comunidad de aprendizaje.

2. Mis habilidades y conocimientos mejoran gracias a mi esfuerzo.

3. Este trabajo tiene valor para mí.

4. Puedo tener éxito en esto.

5. El aprendizaje significativo conlleva esfuerzo, confusión (dudas), contempla cometer errores. Todo esto es positivo.

6. Adquiero nuevas estrategias de aprendizaje cuando sea necesario.

7. Las calificaciones no son lo más importante sino lo que voy aprendiendo.

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

Abordar el desarrollo de factores no cognitivos como la conciencia de qué implica ser estudiante cobra aún más importancia en la formación online.

Existe cada vez mayor consenso en la investigación educativa en que los factores no cognitivos (comportamientos, actitudes, habilidades, creencias, estrategias), es decir, todo aquello que no son conocimientos o habilidades académicas básicas, pueden influir profundamente en la motivación, y por ende, en el rendimiento de los estudiantes.

Es más, parece que estos factores no cognitivos ya sean psicológicos o sociales están detrás de gran parte del fracaso escolar. 

EL ROL DE LAS CREENCIAS

Este artículo quiere resaltar el rol que ejercen en los procesos de aprendizaje y, por tanto, de mejora continua, nuestras creencias acerca de nuestra inteligencia y nuestras capacidades, dada su influencia en los otros factores no cognitivos mencionados anteriormente.

Durante los últimos 30 años, decenas de estudios de investigación longitudinal vienen demostrando cómo una mentalidad de crecimiento permite rendir a niveles más altos, invalidando así un punto de vista que asume que el alto rendimiento y los logros se deben principalmente al talento, a la inteligencia o a la habilidad innata.

MENTALIDAD Y APRENDIZAJE

¿Qué es, pues, lo que permite avanzar a unos ante problemas y retos, mientras que otros se quedan rezagados?

Según las investigaciones las creencias que capturan la esencia de los factores no cognitivos que afectan positivamente al aprendizaje de forma más determinante son:

1. Yo pertenezco a esta comunidad de aprendizaje.

2. Mis habilidades y conocimientos mejoran gracias a mi esfuerzo.

3. Este trabajo tiene valor para mí.

4. Puedo tener éxito en esto.

5. El aprendizaje significativo conlleva esfuerzo, confusión (dudas), contempla cometer errores. Todo esto es positivo.

6. Adquiero nuevas estrategias de aprendizaje cuando sea necesario.

7. Las calificaciones no son lo más importante sino lo que voy aprendiendo.

Vemos también cómo en el fracaso académico subyacen creencias contrarias, destacando la asunción de que las personas inteligentes no necesitan esforzarse y que son capaces de enfrentarse a cualquier desafío sin miedo a la decepción. De hecho, se evidencia una tendencia por ocultar y limitar el esfuerzo, ya que podría confirmar la “falta de inteligencia”. Esto conlleva un escaso compromiso con el propio aprendizaje (trabajar más o de forma diferente) llegando incluso a responsabilizar a factores externos de la ausencia de logros.

Sin embargo, estudios realizados sobre el aprendizaje de expertos de talla mundial en distintos campos profesionales ponen de manifiesto que el límite en sus destrezas no viene marcado prioritariamente por la genética. Por el contrario, todos refieren una metodología basada en la práctica regular, en la retroalimentación adecuada y oportuna, en el establecimiento de metas mayores y en la utilización de distintos procedimientos.

CÍRCULO VIRTUOSO

 

Aprovechando la enorme evidencia de que el esfuerzo y el trabajo en estudiantes de todas las edades y condiciones previas promueven un mayor rendimiento, se han desarrollado intervenciones con el fin de favorecer un proceso de mejora continua que debe ser implementado también en la formación online.

La idea es poder entrar en un círculo virtuoso donde, sobre la base de pequeños cambios positivos, podamos incrementar el ritmo para introducir nuevos y mayores desafíos. Cada pequeño paso que se va convirtiendo en una victoria reforzará su confianza y sus aptitudes.

Así mismo es de gran valor aportar una retroalimentación continua y constructiva. Esta debe facilitar a los alumnos identificar y explicar sus errores con el fin de extraer conclusiones que les permitan avanzar en su aprendizaje. Una simple calificación o un comentario vago no va a ser suficiente si los estudiantes carecen del conocimiento o las habilidades para mejorar. El feedback positivo les permitirá encontrar significado y poner foco, es decir, esforzarse de manera más efectiva. A su vez, será una forma de empezar a medir cuán productivos son; reconocer qué hacen correctamente, qué estrategias son efectivas y cuándo reajustarlas.

Por todo ello es clave volver a comprender cómo aprendemos y lo necesario que es para un estudiante creer en su capacidad de trabajo y esfuerzo efectivo. Nuestro papel es contribuir a desarrollar estas mentalidades de forma significativa. El aprendizaje a lo largo de la vida se cimienta también en cómo superar los desafíos, aprender de los errores y estar dispuesto a asumir riesgos, y por lo tanto, a fracasar.

El enfoque para ello debe ser siempre transdisciplinar: https://www.onwell.es/es/#howwedo

Encantada de recibir tus aportaciones que seguro nos enriquecerán a todos.

(Imagen de cabecera: Manfred Steger en Pixabay)

Recursos para trabajar en casa

Recursos para trabajar en casa

Llevamos cuatros días de confinamiento y las mamás y papás, junto con los profes, están haciendo malabares para que sus hijos sigan aprendiendo y avancen dentro de lo posible en el curso escolar.

Todos nos estamos volcando ante esta situación. Las redes están llenas de recursos gratuitos para ayudar en el trabajo de los profes, de las madres y padres.

Pues bien, para facilitar un poco las cosas os voy a dejar por un lado enlaces a páginas que nos pueden servir para encontrar actividades, manualidades, etc…

Pero también os voy a aportar mi granito de arena, mis propias actividades para hacer en casa.  ¿Estamos listos?

RECURSOS EN LAS REDES

Cada vez hay más y más webs que ofrecen recursos educativos, además de maestros/as que ofrecen sus materiales de manera gratuita, así como mamás creativas que comparten con mucho cariño actividades y manualidades para hacer en casa.

Aquí os dejo mi selección entre todas ellas:

1.Orientación Andújar: web de recursos educativos accesibles y gratuitos. En esta web podréis encontrar múltiples actividades, organizadas por áreas.

2. Actiludis: en esta web encontraréis múltiples recursos descargables. Especial mención a los materiales de matemáticas, de ABN.

3. Mundo Primaria: web con multitud de actividades y juegos online, organizados por cursos y áreas.

4. Thinksforkids: Instagram del maestro Raúl Bermejo, lleno de ideas creativas para poder realizar con los niños.

5. Entre nubes especiales: Instagram de una maestra de Pt con ideas creativas, recomendaciones de libros y juegos. Algunos materiales se pueden elaborar en casa.

6. School en casa: Instagram de una mamá que educa desde casa, con ideas de cómo va trabajando las distintas asignaturas.

6. Primero de Carlos: recopilación de blogs desde primero a sexto de pirmaria con materiales descargables.

7. La calesa: esta editorial lanza materiales gratuitos durante este aislamiento. Está organizado por cursos. Gracias.

MIS ACTIVIDADES

Mi granito de arena no va encaminado a dejaros fichas, ni materiales, tendréis de sobra y debidamente organizados por parte de los profesores que diariamente están pendiente de sus alumnos.

MI granito de arena son unas recomendaciones:

— Además de mantener una rutina y tener un horario flexible, es el momento de dar responsabilidades dentro de casa, hacerlos partícipes de las tareas de hogar. Pueden ayudar en la cocina, leer recetas y llevarlas a cabo, ayudar a limpiar y mantener su cuarto ordenado. Así siguen instrucciones orales (los más pequeños) y aprenden que la casa es de todos.

– Juguemos, juguemos juntos, a juegos de mesa y a juegos de toda la vida. Juguemos a adivinar películas, a imitarnos unos a otros, a qué tengo en el coco, al teléfono escacharrado… jugar educa, jugar enseña.

– Hagamos deporte y actividad física: podemos bailar, hacer yoga, rutinas de ejercicios sencillos… los niños necesitan moverse y en casa, también pueden hacerlo.

– La casa puede ser un espacio divertido: hagamos búsquedas de tesoros, juguemos al escondite…

– Dejemos volar la creatividad: pintar, dibujar, crear cuentos en familia, hacer un teatro, hacer manualidades con material reciclado, escribamos un cómic…

– Veamos cine en familia: podemos hacer sesiones de cine una o dos veces en semana, con su respectivo debate, sobre si nos ha gustado o no la película.

– Creemos un rincón de lectura y un momento del día para leer.

– Y por último: expresar cómo nos sentimos; dotemos a nuestros niños de herramientas para expresar como se sienten ante esta situación. Podemos hacer además pequeñas sesiones de relajación. Buscar momentos de tranquilidad, usando diferentes materiales como los tarros de la calma, materiales sensoriales, o incluso sesiones guiadas de relajación para niños.

Espero que os sirvan estas ideas para llevar mejor estos días.

Cuentos e Igualdad

Cuentos e Igualdad

Érase una vez… 

La mayoría de los cuentos comienzan igual, “érase una vez…”, “en un tiempo lejano…”, “había una vez…,” y todos recordamos los cuentos que tradicionalmente  nos han contado con tanto amor nuestras madres/padres, nuestras abuelas/abuelos o nuestras maestras/maestros, o que hemos leído cuando nos iniciábamos en la lectura.

Todos recordamos Caperucita Roja, La Bella Durmiente o El Patito Feo y todos recordamos los personajes de los cuentos tradicionales. 

Ahora, ya de mayores, tenemos claro que los cuentos nos marcan, nos enseñan y nos educan. Tienen poder de captar atención, de hacernos volar a otros mundos y sobre todo de inculcarnos valores y enseñanzas.

Los cuentos tradicionales se escribieron en otras épocas, dónde el rol de la mujer y del hombre eran totalmente distintos a los actuales, por lo que se enseñaba en esos cuentos era correcto para la época. ¿Qué se esperaba? pues que la mujer buscara al “príncipe azul”, el amor romántico, que la mujer se comportara de una manera determinada y que el hombre fuera valiente.

Desde una perspectiva de género, si nos paramos a analizarlos, muchos de los cuentos tradicionales hablan de mujeres sumisas o mujeres “malas” (la madrastra, la bruja…) y los hombres son príncipes, salvadores, que nos rescatan. En definitiva se pueden considerar sexistas.

Con todo esto no quiero decir que nuestras niñas y niños dejen de leer esos cuentos tradicionales, pero si lo hacen buscar siempre la enseñanza positiva (que siempre hay). Depende del adulto que esa enseñanza se haga de forma responsable porque los cuentos, como he dicho educan, y esos cuentos tradicionales tienen valores que no hay que dejar de trabajar.

¿Cómo podemos leer o trabajar esos cuentos para que eduquen en igualdad?

    1. Podemos leer el cuento y después escribirlo cambiando el rol de los personajes.

    2. Podemos representarlo cambiando los roles.

    3. Podemos escribir un final alternativo.

    4. Con los más mayores, podemos analizar los personajes y atribuirles nuevas características.

    5. Podemos buscar y analizar las enseñanzas positivas.

    6. Imaginar nuevas situaciones dónde los personajes tengan que resolver el problema en equipo.

Por otro lado hay muchísimos cuentos y libros que educan en igualdad, que están escritos desde la perspectiva actual, donde se pretende inculcar respeto, que todas las niñas y niños, en definitiva son iguales.

Dónde la princesa puede ser valiente, el lobo miedoso, la madrastra buena y el príncipe sensible.

No voy ha hacer un listado de éstos cuentos o libros ya que hay infinidad de páginas webs y blogs dónde se encuentran repositorios de éstos maravillosos libros.

Os voy a nombrar un libro, porque ha marcado las noches de mi hija:                                                    Cuentos de buenas noches para niñas rebeldes 1 y 2. Autora: Elena Favilli, edad: 7 a 12 años. 

Y, ¿por qué ha marcado a mi hija? porque ha descubierto, palabras textuales de ella, “que hay y ha habido a lo largo de la historia un montón de mujeres que demostraron que sí podían, que sí pueden ser lo que quieran. Porque todos, hombres y mujeres podemos ser lo que queramos”.

Para ver más libros de este tipo os dejo unos enlaces, dónde podéis ver los cuentos y edades recomendadas:

Sapos y princesas: Cuentos para la Igualdad

Sapos y princesas: 10 libros para educar en igualdad

Familias en ruta: 15 cuentos de princesas valientes y príncipes sensibles para educar en igualdad

Ser padres: cuentos para educar en feminismo y vivir en igualdad

Es nuestra obligación como maestras y maestros, es nuestra obligación como personas educar a nuestras alumnas y alumnos, a nuestras hijas e hijos en Igualdad y construir entre todos una sociedad más justa.

Pin It on Pinterest