EL CÍRCULO DEL CARIÑO. PROGRAMA RETO.

El círculo del cariño es una de las actividades propuestas por el programa RETO para trabajar la empatía y la autoestima.

Las expresiones de cariño aumentan nuestra autoestima y nos hacen sentir mejor con nosotros mismos y con los demás. Podemos expresar el cariño con palabras, caricias, besos, abrazos, miradas, mensajes escritos,…

En el círculo del cariño daremos la oportunidad a los niños de expresar su cariño a los demás compañeros de la clase a través de las palabras.

Para realizar la actividad dividimos la clase en dos grupos y les decimos que formen dos círculos.En cada círculo un alumno se sitúa en el centro con los ojos cerrados y todos los demás se acercan de uno en uno para decirle al oido una de sus cualidades positivas.

 

Ejemplos:

Eres muy cariñoso.

Eres muy buena amiga.

Dibujas super bien.

 

Cuando todos le han dicho algo positivo al oido, el niño abre los ojos y todos a la vez le preguntan…

¿Cómo te sientes?

Es maravilloso observar las sonrisas en la cara del alumno que está en el centro del círculo al escuchar los mensajes de sus compañeros y ver la cara de felicidad que tienen al finalizar la actividad. Casi todos comentan que no se lo esperaban y que se han sentido muy felices.

Desarrollar la autoestima de nuestro alumnado debe ser uno de nuestros objetivos como docentes, lo tenemos que tener presente en nuestro día a día en el aula.

De uno en uno irán  saliendo al centro  todos los componentes de cada  círculo.  Es una actividad sencilla y divertida que les hará sentirse felices y darse cuenta de todas las cualidades que tienen,

Las sesiones RETO  se realizan con veinte alumnos porque cinco siempre salen al rincón de la tranquilidad.

Yo suelo hacer dos círculos de diez niños para que la actividad no se haga muy larga y no pierdan la ilusión del momento.

 

A los niños les cuesta mucho reconocer  sus caulidades positivas y las cualidades de los demás, no estamos acostumbrados a expresar lo que nos gusta de los  otros, creo que es uno de los aspectos en el que más tenemos que incidir, os recomiendo realizar una actividad mensual de las propuestas en el programa para trabajar la autoestima y la empatía.

– La estrella de los elogios.

– Dí algo positivo de mi.

– El árbol de mis deseos.

 

“Desde niños prestamos bastante atención a nuestro aspecto físico, a nuestra higiene, a todo lo que se ve por fuera. Pero ¿Qué hay de lo que no se ve? ¿Le prestas la misma atención a tu mente que a tu cuerpo? ¿Te quieres más que a nadie en este mundo?

Amarse a sí mismo es un arte. En la mayoría de los casos requiere tiempo, mucho autoconocimiento, comprensión y aceptación. Amarse de verdad es comprender que en cualquier circunstancia, estás en el lugar adecuado, en el momento correcto. La paz que provoca esta convicción eleva la autoestima de forma imparable. Eliminar la autocrítica y pensar de una forma más constructiva y realista respecto de ti mismo te preparará para afrontar mejor los momentos complicados de la vida.

Nadie nace con un nivel de autoestima determinado, sino que se desarrolla a lo largo de la vida. Los acontecimientos, experiencias y circunstancias son algunos de los componentes principales que influyen en nuestro nivel de autoestima.”

Jose María Toro.

¡GRACIAS POR LEERNOS!