EN BUSCA DE LAS INTELIGENCIAS

Cada día se escucha hablar más de las Inteligencias Múltiples, pero, ¿qué son? ¿Cómo las busco y cómo las encuentran mis alumnos? ¿Qué hago con ellas en el aula? Vamos a intentar dar respuesta a estas preguntas ayudando a maestros, padres y alumnos a identificarlas.

Las inteligencias múltiples, se dieron a conocer a través de Howard Gardner, psicólogo estadounidense que cuestionó el paradigma de una inteligencia única. Gardner propuso en 1983, la necesidad de la existencia de varios tipos de inteligencia que diesen respuesta al desarrollo de la vida humana. Su propuesta no entra en contradicción con la definición científica de la inteligencia, como «capacidad de solucionar problemas o elaborar bienes valiosos». Gardner, afirma que la inteligencia es un potencial biopsicológico mediante el que se procesa la información, que a su vez, se puede activar en uno o más marcos culturales. Las inteligencias son potenciales en cada uno de nosotros.

En un principio, se partía de la identificación de 8 inteligencias, pero con el paso del tiempo y las investigaciones realizadas en la Universidad de Harvard por el equipo de Gardner, en la actualidad contamos con 12 inteligencias:

  • Lingüístico-verbal: consiste en la dominación del lenguaje.

  • Lógico-matemática: capacidad de conceptualizar las relaciones lógicas entre las acciones o los símbolos.

  • Visual-espacial: capacidad humana de poder observar el mundo y los objetos desde diferentes perspectivas.

  • Musical: capacidad para poder producir una pieza musical.

  • Corporal-cinestésica: capacidad para coordinar movimientos corporales.

  • Intrapersonal: habilidad de conocerse a uno mismo, por ejemplo sus sentimientos o pensamientos, etc.

  • Interpersonal: es la habilidad para relacionarse y llevarse bien con otras personas.

  • Naturalista: sensibilidad que muestran algunas personas hacia el mundo natural.

  • Emocional: mezcla entre la interpersonal y la intrapersonal.

  • Existencial: meditación de la existencia. Incluye el sentido de la vida y la muerte.

  • Creativa: consiste en innovar y crear cosas nuevas.

  • Colaborativa: capacidad de elegir la mejor opción para alcanzar una meta trabajando en equipo.

 

Ahora bien, estas inteligencias han ido apareciendo con el paso del tiempo y a través de las diferentes investigaciones llevadas a cabo en estos años y probablemente, desde mi punto de vista, se identificaran más inteligencias. 

En clase, podemos trabajar para identificar que inteligencia destaca en cada uno de nuestros alumnos. Lo primero que debemos hacer es identificar los “estilos de trabajo” de cada uno de ellos, cómo procesan y organizan la información para identificar diferentes perfiles en base a sus respuestas, implicación, entusiasmo, velocidad en las reflexiones y la forma en que afrontan las actividades. Cuando sabemos en qué destaca, qué le gusta, como aprende y qué le cuesta, podremos determinar la inteligencia propia de cada uno de ellos. El docente y los padres, podrán tener en cuenta la inteligencia en la que destaca para trabajar con el niño y potenciar su inteligencia. Será muy importante saber en que otras hay que motivarle y apoyarle para que al menos no sean una carga y las lleve de la mejor manera posible. Para ello, se han creado diferentes tablas para poder clasificar a los alumnos.

Es importante que los docentes o padres podamos hacer un análisis de fortalezas y debilidades del niño, aunque primero, deberemos haber sido capaces de reconocerlas en nosotros mismos al igual que la inteligencia en la que nosotros mismos destacamos. Entendiéndonos a nosotros mismos y reconociendo las nuestras, seremos capaces de identificar las de los demás. Para esta labor, podemos usar una de las múltiples herramientas que están disponibles en Internet, como determinados test, actividades, prácticas o juegos. Os dejo el acceso a un cuestionario de Orientación Andujar: Cuestionario.

Ahora bien, en el aula podemos hacer muchas actividades que nos ayuden a identificar las inteligencias múltiples. Aquí os dejo algunas ideas que yo llevo a cabo en el aula:

 

En busca de mi asignatura

Los alumnos identifican con facilidad aquella asignatura que les gusta y la que no les gusta. A veces, es cierto que los docentes influimos mucho en esta toma de decisiones, pues depende de cómo sean nuestras clases, nuestra asignatura se convertirá en  favorita u odiada. Les pedimos que ellos mismos identifiquen la asignatura en la que ellos son buenos, rápidos, están motivados, disfrutan, etc., intentando separar al docente de la misma (aunque influya). También debemos ayudarles a que identifiquen cuál es la que menos les gusta en base a la dificultad que para ellos conlleva, si les aburre, les cuesta entenderla, etc. En base a esto, crearemos equipos de especialistas ayudantes de cada asignatura y los pondremos en un lugar de la clase para que los alumnos sepan quiénes son los ayudantes de cada una de ellas, e incluso para los demás docentes. También podremos generar grupos equilibrados para diferentes actividades repartiendo a los expertos.

Cosas en las que destaco

En esta ocasión, los alumnos tienen que identificar actividades o acciones en las que cada uno de ellos destaquen, fuera de las asignaturas. Trabajamos con ellos para que analicen en que pueden destacar ellos mismos. Unos identifican que son buenos jugando al fútbol, otros leyendo, algunos en baile, etc. Con estos datos, podemos establecer relaciones entre la asignatura y la acción o actividad en la que destacan. Pero aun así, podemos hacer un poco más.

 

Lo que aporto al grupo

Este complemento está muy ligado a las inteligencias múltiples y está ligado a las emociones. Trabajamos primeramente las emociones con los alumnos y los sentimientos. Una vez trabajado e identificadas las emociones y sentimientos principales, los alumnos buscan en qué pueden ser “especiales” y aunque parezca difícil, son capaces de decir cosas como:

  • “Yo me ofrezco para dar abrazos”

  • “Yo quiero ayudar a mis compañeros que juegan solos”

  • “Me gusta ayudar a mis compañeros que se enfadan (mediador)”

 

Además, podemos apoyar todo esto con el trabajo cooperativo, pues es una metodología que ayuda a los alumnos a identificar sus capacidades de ayudar a los demás y destacar. También nos ayuda a los docentes a identificar las inteligencias en nuestros alumnos. 

Bueno, por el momento lo dejo aquí, pues hay muchas actividades que podemos hacer, pero para empezar es suficiente.

¡GRACIAS POR LEERNOS!