Semana de la Evaluación MYU. LA DIANA ;)

En algunas partes de nuestro país ya hemos comenzado el tercer trimestre y en otras se hará en breve y desde nuestra asociación nos gustaría lanzar una campaña semanal sobre EVALUACIÓN. Desde hoy y hasta el domingo iremos publicando artículos y contenidos sobre dicho tema.

¿Por qué tratar la evaluación a comienzos de trimestre? Precisamente porque suele tener una connotación de final sumativa que no corresponde al verdadero significado de evaluar que debería ser continuo y una parte más del cotidiano aprendizaje ¡Empecemos hoy con una técnica muy efectiva!

Pero antes, reflexionemos ¿Es lo mismo calificar que evaluar? A menudo confundimos conceptos, siendo diferentes. Por un lado calificar es un juicio de algo concreto y por otro, evaluar es global, continuo y sistemático. Nuestro alumnado necesito una evaluación que genere aprendizaje y no aprender para ser evaluado.

Tras reflexionar, hacemos una breve aproximación a los tres tipos básicos de evaluación: heteroevaluacion, coevaluación y autoevaluación.

1. Heteroevaluación: el docente evalúa al alumno, generalmente con métodos más tradicionales como un control escrito (todo es necesario, pero no es la única vía)
2. Coevaluación: los alumnos se evalúan entre ellos mismos, aportándose información de un modo sistemático (no es sencillo, pero es posible con entrenamiento)
3. Autoevaluación: mirarse a sí mismo y ser consciente de dónde estás y a dónde vas.

A continuación, os presentamos una técnica didáctica bastante útil para la autoevaluación ( en ocasiones también utilizado en coevaluación) “LA DIANA”.

¿Qué es? Un recurso sencillo, claro y visual para evaluarse, que funciona desde el primer día y no requiere demasiado tiempo. A los alumnos les encanta y resulta efectivo a la par que divertido.

CARACTERÍSTICAS: Generalmente, la diana se presenta formada por círculos concéntricos que representan diferentes niveles de consecución, siendo los más altos los externos y por el contrario, de menor calidad los más cercanos al centro. En las porciones se pueden escribir los objetivos trabajados, contenidos o hilos conductores de un ABP. Conforme el alumno ha entendido mejor el contenido va coloreando más círculos de las porciones, quedando reflejado al finalizar.

Aquí podéis ver un ejemplo realizado y descargaros a continuación el recurso en blanco para poder usarlo directamente en vuestras aulas.

Diana de Evaluación MYU

¡Por la semana de la EVALUACIÓN en Míranos y únete! @peter558ct @unmaestrodepri

 

¡GRACIAS POR LEERNOS!