LA MÁQUINA DEL TIEMPO

PROYECTO LA MÁQUINA DEL TIEMPO

En este Proyecto llevo acabo estrategias basadas en el aprendizaje cooperativo, donde el alumnado llega a las metas propuestas aunque puedan aparecer desacuerdos. Se preocupan por su aprendizaje y del de sus compañeros y compañeras.

Además, se lleva a cabo una evaluación continua, observando la actitud de los miembros del grupo, el ambiente, la organización y ritmo de trabajo, sin evaluar solamente con una prueba de examen.

Como bien he explicado en líneas anteriores, suelo trabajar utilizando la metodología de trabajo cooperativo.

El proyecto LA MÁQUINA DEL TIEMPO lo he realizado con 25 alumnos y alumnas de 5º de primaria de 10 años de edad, y su objetivo general era trabajar los tres temas de la asignatura de sociales, que trata sobre las tres primeras etapas de la historia, de una manera más dinámica, en equipo, y utilizando una presentación en powerpoint hecha por mí.

Los objetivos del proyecto son los siguientes:

1. Identificar diferentes momentos históricos y cambios en la manera de vivir y costumbres durante el paso del tiempo.

2. Conocer hechos relevantes de la historia en estas tres etapas.

3. Interpretar la historia mediante actividades dinámicas, despertando el interés y la creatividad.

4. Utilizar diferentes fuentes bibliográficas, trabajando el sentido crítico, trabajo en equipo y la iniciativa personal.

5. Utilizar elementos de búsqueda y organizar la información.

En cuanto a los contenidos:

  1. Interés por conocer diferentes aspectos de la historia.

  2. Identificar algunos cambios en las costumbres en el paso del tiempo.

  3. Tiempo histórico.

  4. Duración y datación de los hechos históricos. Las líneas del tiempo.

  5. Características de cada época.

  6. La convivencia en cada cultura.

  7. Elaboración de materiales.

  8. Exposición temática.

Metodología:

Aprendizaje cooperativo por equipos, cuyo procedimiento explico a continuación.

Evaluación:

*Evaluación continua, del proceso de elaboración y ambiente de trabajo.

*Evaluación individual mediante la realización de tres pruebas tipo test para cada etapa.

El procedimiento es el siguiente:

En primer lugar, el alumnado visualiza (ya sentados en grupos de 5), la presentación en powerpoint sobre la prehistoria.

Esto se realiza durante dos/tres semanas aproximadamente para cada etapa (ya que hay dos horas de sociales a la semana), y van tomando anotaciones de los diferentes apartados que componen cada una. Preguntan dudas, aportan experiencias, anécdotas…

A continuación ponen en común la información, y se distribuyen libremente de una manera organizada los apartados que quieren desarrollar cada miembro del grupo.

Una vez tienen asignada la tarea, ya pasan a completar la información que tienen, consultando también el libro, e intercambiando datos con los miembros de los otros grupos que tienen el mismo apartado, y van haciendo un borrador.

Hacemos el mismo procedimiento para la edad antigua y la edad media, durante 4 semanas más aproximadamente. Intercambian la información y complementan la suya.

Una vez ya tienen su trabajo elaborado, lo pasan a limpio incluyendo dibujos y gráficos que han querido añadir.

Para finalizar, ponen páginas a los folios, hacen un índice y una portada (con el título del trabajo y componentes del equipo) distribuyéndose qué escribirá cada uno/a.

Realizo una evaluación continua y también individual, observando cómo actúa cada uno/a y el grupo en general, como equipo, todos los miembros, el ambiente grupal que hay, cómo se ayudan y se dan ideas unos a otros, la organización y el orden del trabajo.

Una vez presentados los trabajos (encuadernados de la manera que deciden), los distribuyo en 3 equipos de 8 personas (en un grupo habrá un miembro más ya que son 25 alumnos).

Cada grupo se centrará ahora en una de las etapas (un grupo para la prehistoria, un grupo para la edad antigua y otro para la edad media).

Y entonces, empezamos la parte más dinámica del proyecto, y la más creativa.

Vamos a transformar uno de los pasillos en un Museo de Historia.

Con toda la información que han elaborado de manera general, pasará cada grupo a realizar murales sobre la etapa que les ha tocado, y diferentes materiales: construyen la cueva con las pinturas rupestres (con una caja grande cartón de pared a pared, abierta de tal manera que se puede caminar por dentro) hechas con tizas de colores. Fuera, en la puerta, una hoguera con leña real y papel de seda de color amarillo y naranja, con linternas encendidas por dentro, simulando las llamas del fuego.

También construyen castillos medievales con plastilina, la Venus y la Deesa, representando el culto al cuerpo de la mujer.

Empapelamos las paredes con papel continuo rojo y hacen antorchas para simular los focos de la luz por las paredes del museo.

Los murales están distribuidos por las tres estancias (las tres etapas), explicando con esquemas y fotos lo más significativo de cada una.

También transformamos mesas de clase para que parezcan expositores, y poder colocar las figuras de plastilina (castillos, dolmen, menir, Venus, Deesa…).

Cerca de la entrada al museo, se colocan dos fotomatones hechos con cajas de cartón, donde han dibujado un cavernícola, y en el otro una dama.

Para finalizar, concretamos un día donde el cole vendrá a visitar el museo y a hacerse

fotos dentro de los fotomatones.

Para recibir al alumnado, se prepara cada grupo con disfraces que representan la etapa que les ha tocado.

El día de la visita, estarán disfrazados, para explicar (de manera temática) por niveles a modo de historia, de qué trata cada etapa (vienen desde infantil hasta 6º de primaria).

La explicación se da adaptada al nivel del alumnado (la adaptación la realizan con mi ayuda en unas tarjetas que les servirán de apoyo para hacer la representación).

Se hace como una representación teatral, donde seguidamente, entrarán a visitar el museo.

¡GRACIAS POR LEERNOS!