Mañana es el día

¡Compartir es unirte al movimiento!

Mañana comienza oficialmente “el cole” para los afortunados que trabajamos en Educación. En un evento tan importante y especial para nuestro alumnado (y para nosotros también, por supuesto) como es la vuelta (o entrada por primera vez) al cole, ¿Qué es lo que deseamos y vamos a brindar como personas, no sólo como docentes, a nuestros pequeños y jóvenes? ¿Y cómo centro educativo, qué les ofreceremos?

A continuación, dos realidades. Ambas posibilidades y opciones existen, así que pensemos en lo que quisiéramos para nosotros siendo alumnos o, mejor aún, para nuestros hijos e hijas. Puede que así nos hagamos una idea más clara de cómo recibirles y acogerles en un espacio tan valioso y vital como es el nuestro, el de la Educación.

Mami, Pupi y Pepa tienen miedo

El horrible timbre suena. ¡Qué susto! 

Pupi está triste. Como al salir de casa…
Sé que tiene miedo. Me mira y se esconde.

Dice que no quiere entrar.

¿Por qué no se calla ese timbre tan horrible?

Pepa mira a Pupi, pero ella no dice nada…
Quiere que vea que es muy valiente,

Pero yo sé que tiene muchas ganas de llorar.

El horrible timbre por fin para…

¡Esto sí que es aún peor! Pepa se tapa la cara.
Las puertas se abren ya. Yo los miro y luego a mamá.

Pupi empieza a temblar.

¿Y si sonara de nuevo para marchar?

¡Mamá, mamá! ¡Pupi y Pepa tienen miedo!
Por favor… Por favor, quieren volver a casa…

¡Me los tengo que llevar!

Mami… Me aprieta mucho aquí…
Mami… Aquí… En el cuello…
Mami… Me encuentro mal…
Mami… ¿Nos vamos ya?

Papi, ¿Seguro será mejor?

– Ya llegamos. Entremos… ¡Mira, Laura, ahí va tu seño!

– ¿Dónde, pa? No la veo… ¡Aaaaa, siiiiii…! ¡Holaaaa profeeeeeee!

A lo lejos, entre el gentío, el dire Braulio saluda a dos papás.

– ¿Y si tuviera a dos profes, pa…? ¿Eso también vale, no?
– ¡Jajajaja…! ¿Eso quieres, Laura? ¿Juntas a tu seño con la de mayores?
La seño Bego, subida a una escalera, ayuda al profe Nicolás.
 
– Es que… No sé si me va a gustar… Jo.
– Cariño, la nueva profe segurísimo que te encantará, no lo dudes.

¡Pedazo cartel de bienvenida que acaban de colocar!

– Pero ¿Y si no es tan guachi como la seño Bego?
– ¿Cielo, sabes lo mejor de que sea una profe nueva y diferente?

Por megafonía una suave música de fondo comienza a sonar.

– No, no lo sé… ¿Qué es lo que será mejor? Dímelo, porfi.
– Pues que a los juegos que conoces… ¡Le añadirá otro montón!

El bullicio y las carcajadas de los de 4º resuenan alrededor.

– ¡Anda, eeeeees verdaaaaad! ¿Eso puede ser así?
– ¡Claro, amor! ¡Y podrás pasar las mañanas jugando mogollón!

Guirnaldas festivas multicolores cuelgan por todo el corredor.

– Geniaaaaal, pa… ¡Así es genial! ¿Puedo conocerla ya?
– Pues mira, por allí se acerca… ¿La quieres saludar?

Una dulce sonrisa a la altura de Laura se viene a asomar.

– Vaya, sin duda tú debes de ser mi nueva alumna Laura… ¿Verdad?
– …Siiiii… ¿Eres tú la nueva profe mía que me va a enseñar?

Y así, con un alegre “¡Prometido!”, una nueva historia acaba de comenzar.

En su vuelta al cole… ¿Prevalece el miedo, un inquietante desagrado por tener que entrar y esa abrumadora sensación de malestar y desprotección que sólo les hace desear dar media vuelta y volver a sus casas, o bien reina la alegría, la excitante curiosidad y esa agradable expectación que sabemos que les sube por el pecho y hace que la sonrisa no se les quite de la cara?

Tú decides, profe.

¡Compartir es unirte al movimiento!

¡GRACIAS POR LEERNOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Déjanos tu correo electrónico y mantente informado de todas nuestras novedades.

También puedes apoyarnos a través de una donación.