NUESTRA AULA (PRIMER AMBIENTE, UN DESPACHO DE PAZ Y JUSTICIA)

Retomamos: ¡Hola de nuevo a todos!. Siguiendo el hilo de mis anteriores publicaciones comenzaremos a describir un poco más cada uno de los ambientillos que configuran el espacio común de convivencia de la Tribu Piñachachi.

Mi deseo siempre es verlos moverse en libertad por los diferentes espacios, y no hay nada que me produzca más placer que observarlos en silencio cómo se gestionan cada vez de forma más autónoma en su mundo, que en este caso, de 8:50 a 13.50 de la mañana, se lo he de ofrecer yo: su aula. De ahí mi más estricto esmero en hacerlo bien.

Aquí dejo el inventario del aula que ya he preparado para el curso que viene (3º de primaria), y que está mejorado respecto al del curso pasado, pues es un registro siempre abierto a modificar, ampliar, perfeccionar…

Decir, a todo esto, que quizás la característica más destacable de nuestra aula es su capacidad de transformación, pues ha de mutar en función de nuestras necesidades y ambiciones según en qué momento, de ahí que ya haya pasado de ser una escribanía, en la que vivimos la evolución de la escritura, a un laboratorio, en el que diseccionamos un calamar, pasando por unos recreativos en los que cada uno atendía a su juego, y lo que aún le espera… Aún así, en el inventario diferencio los espacios fijos y permanentes de los transformables y cambiantes.

Comencemos pues. Como ya anticipé, empiezo por uno de mis favoritos:

DESPACHO DE PAZ Y JUSTICIA

Nuestro Despacho de Paz y Justicia es un espacio de trascendental importancia en el aula, destinado fundamentalmente a la potenciación de la autoestima, la autoconfianza y la valía personal, y al fomento de todos los valores y habilidades sociales que nos capacitan para el mejor desarrollo personal, individual y colectivo, para vivir y convivir en paz y armonía en nuestro planeta, y para la correcta gestión de las situaciones conflictivas que se pueden dar entre nosotros o con personas externas al grupo.

Para ilustrar mejor el uso y finalidad de este rincón de nuestra aula en los próximos días contaré alguna anécdota que se ha dado en él y que lo muestra de manera clara. Hasta entonces… ¡Sed muy felices!

¡GRACIAS POR LEERNOS!