POR FAVOR, TEATRO EN LAS AULAS

El teatro como tal no es algo novedoso en el entorno escolar. Todos nosotros en algún momento de nuestra vida académica hemos ido de excursión al teatro o representado una obra (yo recuerdo ser parte del coro en Edipo para la asignatura de Griego). El problema es precisamente ese, que se trata de algo puntual, de un broche de oro a un curso académico, una actividad dentro del programa de Lengua y Literatura o una tarea extraescolar, pero no debería ser así. Encontrar una ubicación a la asignatura de Teatro en el horario escolar es más una Misión Imposible que Un paseo por las nubes (que es lo que debería ser).

Si miramos más allá de nuestras fronteras nos encontramos con casos como el de Hamburgo, primer estado de Alemania que ha establecido con éxito el aprendizaje del teatro como asignatura obligatoria en la escuela ¿Más ejemplos? Brasil, que lo contempla ya como una materia o el mundo anglosajón: Gran Bretaña, Estados Unidos o Australia, donde la asignatura de “Drama” tiene un lugar fijo en el programa escolar y se imparte de forma habitual.

La implantación de esta completísima asignatura en nuestro sistema educativo permitiría el entrenamiento de capacidades expresivas, de análisis y de escucha de nuestros alumnos. Potencia la tolerancia, cooperación y relaciones personales y aumenta la autoestima. Vamos a fomentar la confianza en sí mismos, ayudando a los más tímidos a superar sus miedos y (aquí viene la parte que más me gusta) a que muestren sus sentimientos, les facilitaremos herramientas para que puedan manejar sus emociones.

No podemos dejar pasar por alto tampoco la relación entre el teatro y lo más “trendy”, “cool” y “fashion” (aprovecho para remarcar que NO son sinónimos, permitidme el guiño y ser una “up-to-date person”) No es otra cosa que las inteligencias múltiples de Gardner. El teatro potencia casi todas, inteligencia lingüística al analizar y acercarnos a grandes textos, clásicos o contemporáneos, la inteligencia intrapersonal a la hora de construir un personaje, siendo indispensable un control y conocimiento de las emociones y los sentimientos. La inteligencia interpersonal para comunicarnos con nuestros compañeros, la corporal cinestésica cuando el cuerpo se convierte en un importante elemento expresivo. La inteligencia espacial estará también presente a la hora de elaborar decorados y la musical podría tener su peso si, por ejemplo, se trata de un musical o a la hora de desarrollar la idea sonora de la obra (usaremos música o sonidos en la apertura, entreactos, el final, como música de ambientación durante el desarrollo de las escenas) Podemos, por tanto, afirmar que el Teatro es una poderosa herramienta pedagógica que potencia y pone en forma nuestras inteligencias múltiples.

Termino como he empezado, pidiéndolo por favor: levántate, proponlo, hazlo realidad…POR FAVOR.

¡A escena!, documental que muestra la importancia de las artes escénicas en las clases.

https://youtu.be/O3WQiRzEy28

Tutoriales gratuitos sobre Teatro aplicado al aula diseñados por la compañía The Cross Border Project.

https://thecrossborderproject.com/escuela-online/

 

Teatro Aplicado como metodología educativa.

https://thecrossborderproject.com/abrimos-la-panaderia/

¡GRACIAS POR LEERNOS!