CIENCIA DIVERTIDA, FLORES DE COLORES.

Con la EXPERIMENTACIÓN y la MANIPULACIÓN el niño  se acerca al mundo que le rodea de una forma directa. Esta acciones se producen de forma innata, puesto que  necesita  explorar el mundo, tocar, sentir y manipular objetos para entender todo lo que está a su alrededor.

Numerosos estudios afirman que tanto las experiencias positivas o negativas inciden en nuestro carácter, en nuestra forma de pensar, de sentir… la emoción que nos produce esa experiencia va a influir en nuestro aprendizaje.

Celestin Freinet (1968) considera que las personas aprendemos a partir de las propias  experiencias y que es necesario establecer relaciones de lo que se aprende con el entorno, como ocurre con los aprendizajes de las mates y las ciencias.

Mialaret (1984), destaca la acción y el hecho de verbalizar lo que se está realizando.

Los nenes de 3 años tienen ganas de mirar, tocar, olfatear, escuchar, sentir, percibir, degustar,…VIVIR.

Sus sentidos están a flor de piel y  esto  unido a motivación y juego, el aprendizaje estará asegurado.

Así pues, decidimos hacer un experimento y tomando como base la llegada de la primavera, cogimos unas flores y les dimos color.

NUESTRO EXPERIMENTO:

DANDO COLOR A LAS FLORES.

¿Queréis ver cómo lo hicimos?…Así trabajamos.

  
 – Primero presento el material  y observamos cada uno de los elementos.

Materiales:
 

– Claveles blancos o cualquier otra clase de flor de color blanco.
– Vasos transparentes de plástico.
– Colorante alimentario.
– Agua.

¡GRACIAS POR LEERNOS!