UN EJEMPLO REAL DE SENSIBILIZACIÓN CON EL AUTISMO.

El próximo día 8 de Abril es el Día Mundial de Concienciación por el Autismo.

En Pamplona, la Asociación Navarra de Autismo – ANA – ha organizado una serie de actividades para conmemorarlo. Se ha organizado una concentración de dantzaris por el autismo, zumba, un concierto solidario, hinchables, pintacaras, etc. Además, tendrá lugar también la entrega de premios del concurso de dibujo para la sensibilización del autismo, organizado por esta asociación. 

Y aquí es donde nos gustaría detenernos a prestar algo más de atención.

Este es el dibujo ganador de este año, realizado por la alumna Marta A.,  de 11 años de edad, y alumna del colegio Ermitagaña de Pamplona.

Queremos detenernos a hacer un análisis en detalle de este dibujo.

La autora ha dibujado a una niña bañándose en un lago. Esta niña tiene autismo. Las nubes que la rodean, enmarcadas en un aura gris e irregular, representan varios aspectos que conforman la hipersensibilidad característica de las personas con autismo: olores intensos, ruidos fuertes de la calle, luces intensas, o entornos con personas gritando. La niña se encuentra abrumada por estas situaciones, que pueden bloquearla en un momento dado, y suponer obstáculos para su desarrollo.

En el reflejo del agua, la autora ha mostrado el reflejo de la niña vestida con una túnica de graduación, y rodeada de burbujas en las que ha querido mostrar las cosas que esta niña es realmente capaz de conseguir: diplomas y ejercicios académicos con muy buena valoración. El cielo está estrellado, pero brumoso, en un reflejo de cómo en el día a día de una persona con autismo, hay ocasiones en que las brumas y la niebla pueden entorpecer la visión de las estrellas, que definen la esperanza, y aún y todo, siguen siendo visibles. El agua del lago está en calma, intentando expresar cómo, con apoyo y tolerancia, se puede llegar a conseguir esa calma tan necesaria para estas personas.

Todo esto ha sido concebido en la cabeza de una niña de 11 años, no autista, pero con un gran sentido de la empatía y con muchas ganas de entender y mejorar el mundo para todos. Aprendamos, pues, de la autora de este dibujo, y rompamos barreras para conseguir que este dibujo sea una realidad factible para las personas con autismo.

 

¡GRACIAS POR LEERNOS!